Etiquetas #Arabia_Saudita

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, discutió con el príncipe heredero de Arabia Saudita en Riad, las relaciones bilaterales de los dos países, los desarrollos regionales e internacionales y los esfuerzos realizados en ese contexto.

“Las declaraciones de los funcionarios sauditas sobre la detención de la guerra en Yemen solo tienen aspectos mediáticos y carecen de una base real”, dijo el presidente del Comité Supremo Revolucionario yemenita, Muhammad Ali al-Houthi.

Algunas organizaciones sospechan que el buque transporta armas desde EE.UU. para la guerra en Yemen y además han dejado abierta la posibilidad de que el barco haya recogido armamento en territorio español.

La anunciada presencia del primer ministro de Qatar, Abdullah bin Nasser al Thani, en la Cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo en Riad, capital saudita, ayudará a bajar tensiones entre el sultanato y otras cuatro naciones árabes, anticipan expertos.

Qais Khazali, secretario general del movimiento iraquí Asaib Ahl al-haq, acusó a Tel Aviv y Washington, de "involucrarse en el derramamiento de la sangre de los iraquíes" durante los recientes acontecimientos, y prometió que "pagarán un alto precio junto con Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos".

Yemen ha destacado en varias ocasiones que sus fuerzas desarrollan grandes capacidades de defensa en los campos de la tecnología de misiles y aeronaves no tripuladas (drones), y tienen el potencial de alcanzar objetivos vitales en los territorios palestinos ocupados por Israel, régimen que brinda apoyo a Arabia Saudí en su brutal agresión contra el país más pobre del mundo árabe.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo durante su reunión con el ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Omán, Yusef bin Alawi, que Teherán no tiene problemas para restablecer sus relaciones con Arabia Saudita, expresando que lo que pasó ya es del pasado y deber mirar hacia el futuro. La visita de Bin Alawi planteó varias preguntas sobre su objetivo y si llevaba en su visita una mediación para cerrar la brecha en la relación saudita-iraní.

Nuevos refuerzos militares sauditas llegaron a la ciudad de Adén, en el sur de Yemen, después de un mes de la llegada de refuerzos similares. Dichos refuerzos fueron acompañados por el regreso de asesinatos y su expansión a Taiz, en el suroeste de Yemen, el último de los cuales fue el asesinato del General de Brigada Adnan al-Hammadi, el comandante de la 35ª Brigada Blindada.

En un comunicado difundido en la página web del organismo, Lynn Maalouf, directora de investigación de AI para Medio Oriente, insistió en que el activista saudita, Walid Abu al-Jair, fue encarcelado bajo falsos cargos relacionados con el terrorismo simplemente por ejercer su derecho a la libertad de expresión y defender los derechos humanos.

El autor del ataque llama a EE.UU. "nación del mal". Asimismo, le atribuye "crímenes" contra los musulmanes en todo el mundo y lo critica por su apoyo a (Israel).

El ataque se registró en un momento en que los jóvenes iraquíes celebraron la misma jornada en Bagdad una marcha para defender la paz y la estabilidad, condenando la injerencia extranjera en los asuntos internos del país árabe.

El periódico estadounidense Wall Street Journal había dicho anteriormente que Washington estaba trabajando para enviar a 12 mil militares adicionales al Medio Oriente, la mayoría de ellos a Arabia Saudita, en un contexto de la tensión con Irán.

El subdirector de la Oficina Presidencial yemenita, Salim al-Mughals, agregó que "las alegaciones estadounidenses no son más que un intento para restaurar la confianza en ellos mismos después del ataque de Aramco que sacudió al régimen saudita y al resto de sus herramientas en la región y el mundo".

Un reciente informe del diario estadounidense The Washington Post señala como preocupación que representantes de muchos medios occidentales participaron en un evento especialmente organizado para mostrar a Arabia Saudita como una sociedad abierta.

Donald Trump ha insistido en voz alta en que los aliados hagan más para defenderse, sin embargo está aún más decidido a ocuparse de la seguridad de Arabia Saudita. ¿ Por qué?

El viceministro de Relaciones Exteriores sirio, Faisal al-Miqdad, denunció que Turquía y otros países árabes, incluida Arabia Saudita, suministraron materiales químicos a organizaciones terroristas y se tiene evidencia de ello.

La explosión ocurrió en la ciudad de Adurayhimi cuando un grupo de niños estaba jugando en esta zona, precisó la televisora Al Masirah. Otro menor también resultó herido, añadió la fuente.

En declaraciones a la televisión local Al Masirah, una fuente anónima yemenita denunció que los Al Saud han confiscado los buques, mientras estos contaban con los pertinentes permisos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en un intento por impedir el empeoramiento de la situación humanitaria en el país más pobre del mundo árabe.

A juicio de The Wall Street Journal (WSJ), los intereses estadounidenses están siendo atacados en Libia. Adversarios y aliados por igual intentan instalar un dictador. Al hacerlo, están socavando la credibilidad de Estados Unidos y desafiando el liderazgo estadounidense del orden internacional.

Cargar Más