Etiquetas - #Arabia Saudita

Un alto diplomático sirio denunció que Arabia Saudí no está en una posición legal que le permite criticar la situación de los derechos humanos en Siria.

Arabia Saudita calificó hoy de "injerencia" la reciente decisión del Senado de Estados Unidos que pide al presidente Donald Trump que deje de apoyar militarmente a Riad en el conflicto de Yemen tras la polémica generada por el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi.

“Se espera que ambas partes del conflicto respeten sus obligaciones conforme a la letra y el espíritu del Acuerdo de Estocolmo”, dijo Griffiths en Twitter.

El canal de televisión yemenita Al Masirah publicó un vídeo y varias fotos de una operación a gran escala lanzada por las fuerzas yemenitas contra soldados sauditas y mercenarios pagados por Riad en el este de la localidad de Jabal Al-Dud, en la región de Jizan.

El mensaje a los que están dentro del reino se ha vuelto claro: la necesidad del Príncipe de controlar la narrativa es tan grande que reprimirá brutalmente no solo a los disidentes sino también a aquellos que estén de acuerdo con él.

Al intervenir en el Foro de Doha, Al Thani, se refirió a la situación tensa con países como Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahrein y Egipto, que no mantienen relaciones diplomáticas con Qatar e imponen un boicot económico al pequeño emirato del Golfo Pérsico, tras acusarlo de fomentar el terrorismo.

Señaló el editor jefe del rotativo turco Yeni Şafak, Ibrahim Karagül, quien agregó que las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Arabia Saudita han, efectivamente, ‘declarado guerra’ contra Turquía y buscan debilitarla.

Violentos enfrentamientos se produjeron en los suburbios del este de Hodeidah en Yemen después del reciente acuerdo de tregua, según reportes de Reuters.

“Mohammed bin Salman pidió a su equipo de trabajo que estudie esta propuesta e insinuó que la idea le gusta”, afirmó un funcionario saudita al medio electrónico Middle East Eye.

El proyecto de resolución incluye una ley especial para condenar a MBS y responsabilizarlo por el asesinato de Khashoggi, e incluye el reclamo de Riad para garantizar que los responsables del asesinato respondan de sus actos.

En entrevista al canal Al Masirah, Abdel Salam enfatizó que ninguna parte puede solicitar la presencia de tropas foráneas en Yemen, lo que es “injustificable” mientras nos dirigimos hacia una solución política”.

El mandatario republicano volvió a reiterar el martes que el "príncipe heredero niega con vehemencia" la participación en un asesinato que ha provocado indignación en todo el mundo.

En una reunión con una delegación comercial, Bin Salman reconoció las secuelas negativas del escándalo que provocó el asesinato del periodista opositor saudí Jamal Khashoggi y dijo que el caso ha dificultado la atracción de la inversión extranjera en el proyecto Neom.

Los senadores Chris Murphy (demócrata), Mike Lee (republicano) y Bernie Sanders (independiente), que presentaron la resolución, se muestran optimistas sobre el avance de la iniciativa, la cual necesitará una mayoría simple de 51 votos para ser avalada.

El exasesor de Arafat, Bassam Abu Sharif, dio nuevos detalles de la muerte de Arafat en 2004, atribuida al régimen israelí por los palestinos.

El jefe de la delegación de Saná a las negociacciones de Estocolmo (Suecia), Mohammed Abdul Salam, aclaró que asisten a las pláticas con el objetivo de dialogar por la paz, no para rendirse, y dijo: "Pedimos un período de transición para implementar los resultados restantes del diálogo nacional".

Ha corrido mucha tinta sobre el asesinato de Jamal Khashoggi. Es difícil encontrar en la prensa internacional un día, desde que ocurrió, sin que aparecieran noticias sobre el hecho, sobre la forma espeluznante en que se produjo, sobre la culpabilidad o no del príncipe heredero saudita, etc., etc.

Una fuente bien informada le informó a Al Mayadeen que la delegación de Saná reaccionó positivamente a la propuesta del enviado de la ONU sobre Taiz, pero rechazó la propuesta sobre Hodeidah.

La declaración también subrayó la "adhesión de los líderes del Golfo a la causa palestina y su apoyo a la unidad de las filas palestinas".

El canciller saudita precisó que Riad no entregará a Turquía a los ciudadanos señalados por Ankara de haber asesinado al periodista. "No extraditaremos a los ciudadanos sauditas a Turquía como parte de sus demandas de la investigación", reiteró.