Etiquetas #Ataque_Yemenita

De acuerdo con The Washington Post, a pesar del costoso equipo militar adquirido por Arabia Saudita (miles de millones de dólares invertidos en armas), los expertos dicen que el ataque del sábado representó una operación inusualmente bien planificada que habría sido difícil de detectar y neutralizar incluso para los países más bien equipados y experimentados.

Según un amplio reporte de The Waal Street Journal, los servicios de inteligencia de EE.UU. señalan a Irán como el punto de partida de los ataques contra Arabia Saudita. Washington y el reino sopesaban cómo responder y los precios del petróleo se disparaban.

Los dos países llamaron a todos los países regionales y no regionales a evitar cualquier medidas o conclusiones precipitadas que puedan agravar la desestabilización.

La operación se llevó a cabo después una cuidadosa operación de inteligencia: "Nuestro banco de objetivos en Arabia Saudita se está expandiendo día a día y los ataques serán más dolorosos", anunció el comunicado de las Fuerzas Armadas yemenitas.

El portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, general Yahya Sari, explicó que el misil impactó de manera directa en un hangar de aviones no tripulados enemigos en el aeropuerto de Najran.

De acuerdo con el portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el general de brigada Yahya Sari, los combatientes yemenitas dispararon el martes varios misiles de corto alcance de tipo Badr-1 contra objetivos militares en el aeropuerto de Najran, en el suroeste de Arabia Saudita.

El portavoz de las fuerzas armadas, el general Yahya Sari, dijo que "el ataque fue un golpe directo, y se produce en el contexto de ampliar el círculo de ataques, en respuesta a los crímenes de agresión y el asedio en curso impuesto al pueblo yemenita".

Al-Mayadeen brinda cobertura especial a la “Operación equilibrio de disuasión”. Fuerzas yemenitas atacan con drones la refinería saudita Shaybah, perteneciente a la compañía Aramco, y bombardean nuevamente el aeropuerto de Abha.

El portavoz del Ejército yemenita en Saná, el brigadier Yahya Sari, señaló que laoperación alcanzó sus objetivos con mucha precisión, y se produjo en respuesta a los crímenes de la coalición, el asedio y las incursiones continuas contra el pueblo yemenita.

Según la cadena local de televisión Al Masirah, los misiles yemenitas golpearon con alta precisión el blanco apuntado, donde se encontraban gran número de mercenarios pagados por la monarquía saudita.

El portavoz de la coalición saudita, coronel Turki al-Maliki, señaló que la continuidad y calidad de las acciones yemenitas demuestran el apoyo de Irán al movimiento de Ansar Allah.

Fuerzas yemenitas lanzaron un misil balístico tipo Badr contra posiciones de la coalición saudita en el área de Najran. El portavoz de las Fuerzas Armadas, el brigadier Yahya Sari confirma la caída de decenas de muertos y heridos. Hasta el momento la alianza saudita niega que el ataque haya provocado daños humanos y materiales.

El aeropuerto de Abha se encuentra paralizado al quedar fuera de servicio a causa de los ataques yemenitas con drones K-2

De acuerdo con el reporte de Prensa Latina, Hariri señaló que esa acción marca 'los intentos de atacar la estabilidad y la seguridad del reino y de la fraternidad saudita'.

Fuentes yemenitas informaron que el blanco fue alcanzado con alta precisión, y señalaron que la navegación aérea en el aeropuerto de Abha fue interrumpida por completo.

El reporte de la cadena local de televisión por satélite Al Masirah no ofreció detalles sobre posibles víctimas o daños materiales. Una fuente militar confirmó que la operación logró con éxito sus objetivos, después de un monitoreo preciso de inteligencia.

Según Al Masirah, los ataques aéreos -con drones modelo Qasef-2k- se realizaron contra un depósito de armas en el aeropuerto de la provincia sureña saudita de Najran.

El Ministerio de Defensa yemenita anunció que la operación militar a gran escala se produjo en respuesta a la agresión y el asedio continuados contra el pueblo yemenita.

Ell portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el general de brigada Yahya Sari, confirmó que como consecuencia de ese ataque de represalia, al menos 60 soldados y mercenarios murieron o resultaron heridos.

Según el canal de televisión por satélite Al Masirah, las fuerzas yemenitas hicieron caer un dron saudita, cuando la aeronave realizaba operaciones de reconocimiento en el área Kilo 16, ubicada entre las ciudades de Al-Durayhimi y Hodeidah.

Load More