Etiquetas #Cadena_Perpetua

La pena de muerte, o, en su defecto, cadena perpetua, penden sobre la cabeza del expresidente sudanés Omar al Bashir, acusado de minar el sistema constitucional para hacerse con el poder.

El Tribunal Penal de El Cairo sentenció al líder de los Hermanos Musulmanes, Mohammed Badía, y a otros nueve acusados a cadena perpetua, en la repetición del juicio de un caso que se remonta a 2011, por fuga de la prisión.

La Secretaría de las Naciones Unidas expresó que el derecho a la libertad de opinión, expresión y asociación debe ser protegido y practicado en Bahrein.

En un comunicado, la Resistencia libanesa recomendó al Gobierno de Bahrein a rectificar y aprender de sus errores y conminó a las autoridades de ese país a no seguir con el “complot político contra ciudadanos que reclaman sus derechos”.

Según informó el poder judicial de Bahrein, al cheikh Ali Salman, junto con otros dos dirigentes de la formación Hasan Ali Sultan y Ali al-Aswad, fueron condenados a la misma pena.

Según reportes de prensa, la declaración de Hizbullah señaló que las cadenas perpetuas contra Cheikh Salman y los ex parlamentarios Cheikh Hasan Sulttan y Ali al Asuad representan claramente la naturaleza dictatorial y opresiva de los gobernantes de Bahrein, que pretenden intimidar a su pueblo y hacer que pierda la esperanza de lograr una reforma o cambio en el reino.

El tribunal israelí reasignó la condena perpetua contra el prisionero Nael Al Barghuthi, y HAMAS describe la decisión como un crimen y un intento fracasado de romper la voluntad del pueblo palestino. Kataeb Al Qassam muestra poca importancia porque "el asunto de liberar a los prisioneras es un asunto de tiempo".

Cargar Más