Etiquetas #Casa_de_las_Américas

El hombre de pelo largo que extiende la mano y saluda no parece un señor de casi 70 años. “Sería ridículo que me sintiera sustituto de alguien como Roberto, quizás el pensador más importante de la descolonización de nuestra América”, aclara Abel Prieto.

El fallecimiento de quien fuera el presidente de la Casa de las Américas deja una pérdida irreparable para la cultura de la isla.

Como refiriera Jorge Fornet en las palabras de elogio, gran parte de quienes trabajan y colaboran hoy con la Casa de las Américas no habían nacido aún, cuando ya el nombre de Estela Bravo había dejado una huella imborrable entre las mismas paredes del importate centro de la promoción de la cultura latinoamericana.

Cargar Más