Etiquetas #Caso_Jamal_Khashoggi

La devastadora guerra de Arabia Saudita contra Yemen desde 2015 lo ha convertido en “un estado paria” en el mundo, expresó a Press TV el analista político estadounidense, Keith Preston, editor jefe de AttacktheSystem.com.

El detenido en la prisión de Silivri, en Estambul, se ahorcó el domingo, según confirmó la agencia local de noticias Anadolu.

Saud al Qahtani, príncipe de la familia real saudita destituido de su cargo como consecuencia del escándalo del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, era uno de los principales colaboradores del príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, a quien la CIA estadounidense y otros países consideran responsable de ordenar el asesinato del periodista.

Si Estados Unidos deben defender sus valores insistiendo en la justicia en el caso de Khashoggi, indica the Washington Post, el Congreso debe tomar la iniciativa.

La iniciativa diplomática se acordó en una reunión secreta celebrada en una capital del Golfo el mes pasado a la que asistieron altos funcionarios de inteligencia de los cuatro países, entre ellos Yossi Cohen, el director del Mossad.

El príncipe Khalid bin Farhan al-Saud, miembro de la familia real de Arabia Saudita, afirmó que si el rey Salman eligiera un sustituto para el actual príncipe heredero Mohammad bin Salman, este sería capaz de levantarse contra el monarca.

El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, es uno de los primeros altos dirigentes de Occidente en retirarse de la Iniciativa de Inversión Futura, a celebrarse en Riad del 23 al 25 de octubre.

Un artículo publicado en el rotativo británico The Guardian recordó que las evidencias muestran que el “escuadrón de la muerte” integrado por 15 personas fue enviado al consulado saudita bajo órdenes directas de Bin Salman y que su tortura también fue su idea.

El primer ministro libanés designado, Saad Hariri, y el sultanato de Omán se alinearon a los esfuerzos sauditas para aclarar lo ocurrido con Khashoggi.

Load More