Etiquetas - #Crisis

A medida que aumenta el distanciamiento y las discrepancias entre las fuerzas políticas involucradas, continúa en el Líbano la crisis que impide la formación de un gabinete ministerial; mientras tanto círculos políticos señalan que injerencias regionales son las que obstaculizan ese expediente.

Aumentan los indicadores que predicen que se avecina una aguda crisis política en Bahréin, en medio de un estancamiento en relación con las iniciativas internas o a la búsqueda de soluciones, aunado a un sospechoso silencio desde el exterior, todo esto lo acompaña en paralelo la indiferencia de las autoridades de Bahréin que han ignorado los llamados de las organizaciones internacionales de derechos humanos que reclaman el cumplimiento de reformas.

La crisis del Golfo entra en su segundo año y la escena se abre a numerosos campamentos entre los que se distribuyen los estados del Golfo. ¿Qué hay de la posibilidad de una solución?

"Eso será un error, nos oponemos categóricamente al envío de cualquier tipo de tropas a Siria, ya que el objetivo de estas es el mismo que el de las tropas estadounidenses en Siria: empeorar la crisis", señaló el asesor del ministro de Exteriores de Irán, Hussein Sheikh Islam.

La población libanesa comenzó a envejecer con una proyección estimada para 2020 de 8.5 por ciento de personas mayores de 65 años, sin que haya aún planes gubernamentales a largo plazo para ese sector poblacional.

El Consejo de Ministros de El Líbano entrará en funciones durante esta semana para poner fin a la crisis derivada de la anunciada y luego revocada renuncia del primer ministro Saad Hariri, se informó hoy aquí.

“Arabia Saudita intenta poner a El Líbano en un estado de dependencia exactamente como intenta hacer con Qatar”, declaró el ministro qatarí de Exteriores, Mohammed bin Abdulrahman al Thani.

El Papa manifestó su deseo de una Europa en la cual las personas no sean cifras, los inmigrantes no sean sólo cupos y los trabajadores no sean sólo indicadores económicos.

(Parafraseando un verso del Sagrado Corán: “¿Quién dará vida a los huesos estando descompuestos?”)

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohammad Javad Zarif, se reunió con el Emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, en Doha y destacó la voluntad de Teherán de tener las mejores relaciones con todos sus vecinos.

Un guión para una película de Hollywood es lo que parece la saga Saúdita contra Catar; una historia ambientada en los desiertos árabes del siglo XIX. Pura ficción, con pocos elementos verosímiles.

A tres días de expirar el ultimátum a Qatar para que acepte condiciones supuestas recomponer sus relaciones con tres vecinos del golfo Pérsico y Egipto, el emirato díscolo parece resuelto a elegir el divorcio, antes que la capitulación.

Qatar critica hoy el bloqueo económico impuesto por algunos estados, mientras que Siria y Yemen han sido objeto de un bloqueo similar durante años sin que ello la llevara a hacer ninguna crítica.

Rodolfo Walsh, cuya coherencia y rebeldía ante el poder establecido sigue alumbrando el camino de nuevos y anónimos revolucionarios y revolucionarias, despreciaba a cierto tipo de “intelectuales” que nunca le encuentran la punta al clavo. Ese tipo de gente que predica desde púlpitos que ellos y ellas mismas se construyen para sugerir que nunca llega el momento de lo que indudablemente hay que hacer, o que se devanan la sesera para descubrir los puntos débiles de tal o cual proceso revolucionario que sí se hizo, a pesar de ellos. En otras palabras, son los que prefieren ver el árbol e ignorar el bosque, y casi siempre se equivocan en sus acertijos situacionales, porque muy pocas veces (como en todo hay excepciones) se embarran los pies con los de abajo.

Hambre, destrucción y un país en estado de suspensión, es el resultado de dos años de la guerra de Yemen; de una tormenta a otra y el Yemen no ha conocido la prosperidad esperada, militarmente la situación no se ha resuelto a favor de nadie y la solución política se encuentra en un sangriento punto muerto; las cifras de la ONU hablan de diez mil muertos en el conflicto, frente a números locales que señalan mucho más que eso; todas las treguas colapsaron además de las rondas de negociación; Yemen a saboreado todo tipo de guerras, desde la militar, hasta la económica, e incluso la guerra del hambre ¿Qué más le espera?