Etiquetas #Demolición_De_Viviendas

(Israel) intensifica la demolición de hogares palestinos en momentos en que han crecido las críticas contra el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, por su reciente propuesta de anexionar una parte estratégica de la Cisjordania ocupada, especialmente el Valle del Jordán y la parte norte del mar Muerto, en caso de ganar las elecciones del próximo 17 de septiembre.

Una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Indonesia pidió a (Israel) que detenga estas prácticas lo antes posible.

El ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, reafirmó el apoyo y el compromiso de Cuba con la causa palestina.

Al presentar un proyecto de resolución que condena la demolición de viviendas palestinas por el estado de ocupación en Jerusalén Oriental, el representante kuwaití en ONU, Mansour Al-Otaibi, acusó a (Israel) de violar el derecho internacional, y afirmó que la falta de responsabilidad ha animado al régimen de ocupación a expandir los asentamientos ilegales confiscando tierras palestinas.

Las fuerzas ocupantes acudieron a un vecindario palestino de Sur Baher, en las afueras de Jerusalén oriental, durante la noche para demoler decenas de edificios cerca de una barrera de seguridad.

La medida incluyó la demolición de edificios e instalaciones comerciales y la eliminación de letreros de las tiendas en la carretera principal, que se extiende desde el punto de control militar hasta la entrada al campo de refugiados de Qalandia en medio de un amplio despliegue de soldados.

El régimen israelí “sigue aplicando su política de limpieza étnica contra los palestinos en la ocupada Cisjordania y Jerusalén”, reza el informe, que recuerda que además de las demoliciones, Tel Aviv ha emitido este año 460 órdenes para detener la construcción.

De acuerdo con fuentes locales, Fadi Suleiman, propietario de una de las estructuras demolidas, detalló que una gran cantidad de efectivos militares irrumpió en la aldea antes de que una máquina excavadora comenzara a derribar un taller de herrería, otro de carpintería y un establecimiento de lavado de ropa.

De acuerdo con la página web Middle East Eye, en el caso de no obedecer las órdenes israelíes, las fuerzas de la ocupación acudirán a la aldea y empezarán a echar abajo las viviendas, además de cobrarles a las personas que residen en las mismas los costos derivados de la demolición de sus casas.

Las fuerzas de ocupación israelíes comenzaron a demoler casas en la comunidad beduina de Abu al-Nawar al este de Jerusalén, donde el personal del muro y la resistencia de los asentamientos y algunos activistas han estado estacionados durante semanas.

AI precisó que los palestinos de esta comunidad sufren un hostigamiento constante de las autoridades del régimen israelí, que pretenden expulsarlos y hacerse cargo de sus tierras para la futura expansión de asentamientos.

Los soldados israelíes demolieron las casas de los palestinos en la aldea Jashm al-Daraj en Jatta, en el sur de Hebron.

El régimen de ocupación israelí confirmó la demolición de dos viviendas palestinas y la evacuación de otra en la ocupada Cisjordania.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ordenó la preparación de una enmienda a una ley para acelerar la demolición de las casas de los palestinos.

El régimen de Israel demolió 11 edificios palestinos en la ocupada Cisjordania sin aviso previo, acción que provocó el desplazamiento de 87 palestinos.

El régimen de ocupación israelí destruyó ocho casas y estructuras palestinas en una comunidad beduina en la zona llamada E1, en Jerusálen.

La ONU denunció que los palestinos se enfrentan a un riesgo intensificado de lo que llamó "traslado forzoso" por parte del régimen israelí.

Francia expresó su preocupación ante la aceleración del ritmo de las demoliciones y confiscaciones de estructuras humanitarias destinadas a la población palestina.

Las fuerzas israelíes destruyeron por 97 ocasión una aldea palestina en el desierto de Néguev, en el sur de los territorios ocupados de Cisjordania.

Estados Unidos manifestó preocupación por la continua demolición de viviendas palestinas que ejecuta Israel en Cisjordania y Jerusalén.

Load More