Etiquetas #Ejército_Nacional_Libio

El Ministerio de Exteriores de Rusia aseguró que "Moscú continuará trabajando con las partes en conflicto en Libia para llegar a un acuerdo".

El borrador establece que las partes se comprometen a un alto el fuego sin condiciones previas, y que formarán un comité militar para definir una línea de comunicación y monitorear el alto al fuego.

Días antes, el Parlamento de Turquía aprobó el despliegue de tropas en Libia solicitado por las autoridades libias reconocidas por la ONU. El mariscal Khalifa Haftar, rival del Gobierno, respondió con una llamada a "la yihad y la movilización general".

Antes este 4 de enero el Parlamento de Bengasi, que apoya al Ejército Nacional Libio del mariscal Jalifa Haftar, se negó a aprobar el acuerdo de cooperación militar pactado entre el Gobierno de Acuerdo Nacional, de Fayez Sarraj, y Turquía, y decidió lanzar una investigación contra Sarraj y todos los involucrados en la firma del acuerdo con Ankara.

La aviación del general Khalifa Haftar, comandante del autoproclamado Ejército Nacional libio (LNA), bombardeó nuevamente el aeropuerto de Mitiga en Trípoli, informó en su cuenta de Twitter el The Libya Observer y la televisión Libya Al Ahrar.

Al-Werfalli es un oficial libio, buscado por la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de guerra.

Si bien la responsabilidad de Occidente en el drama libio es incontrastable, tanto Europa que lucha para impedir la llegada de nuevos refugiados y Estados Unidos que parece beneficiarse de la crisis europea producida por estos flujos humanos, nadie parece recapacitar que hay un millón 200 mil seres humanos entre el mar y la sangre.

Sin una política coherente por parte de los Estados Unidos y la Unión Europea las acciones militares en Libia pueden prolongarse en el tiempo y continuar la devastación hasta que la patria de Gadaffi se convierta absolutamente en un mar de sangre.

De acuerdo con Al-Mesmari, citado por el diario local The Libya Observer, Haftar también emitió otra orden para detener los vuelos de Libia hacia Turquía.

Un portavoz de esa entidad confirmó que sus fuerzas avanzaron en varios sitios controlados por las tropas de Haftar, en el área de Ain Zara, y destruyeron varios carros militares. Al menos 18 personas resultaron heridas en dos explosiones el domingo por la mañana en la ciudad oriental de Derna.

El Ministerio de Salud del Gobierno de Acuerdo Nacional condenó los ataques al personal médico y los centros de salud de la capital, y pidió a la misión de las Naciones Unidas y a la Organización Mundial de la Salud (OMS ) que investigaran estos delitos.

La reunión, a puerta cerrada, se produjo dos semanas después que Macron recibiera al jefe del Gobierno de Acuedo Nacional, Fayez al-Sarraj, apoyado por la ONU, quien denunció la ofensiva de Haftar como un intento de golpe de estado.

De acuerdo con el centro mediático de la cámara de operaciones de las fuerzas de Haftar, "las fuerzas del Gobierno de Acuerdo Nacional viven un colapso poco después de haber sufrido grandes pérdidas en sus filas".

Según los primeros informes, el piloto de la aeronave, al parecer, es de nacionalidad portuguesa. El ENL, encabezado por el mariscal Khalifa Haftar, asegura que el rehén es un "mercenario".

El documento se refiere a "cohetes lanzados en abril desde aviones no tripulados de fabricación china, y que el ejército de los Emiratos Árabes Unidos tiene ejemplares de ellos".

"La batalla de Trípoli tiene como objetivo liberar la ciudad de los Hermanos Musulmanes, Al-Qaeda, Daesh y otras organizaciones terroristas internacionales", dijo el vocero del Ejército Nacional Libio

"Equipos de cirujanos de la OMS, desplegados en los hospitales del área, han realizado más de 140 cirugías mayores", declaró el organismo en su cuenta de Twitter.

Las fuerzas del ejército, encabezadas por el mariscal Khalifa Haftar, afirmaron tener documentos turcos y otras evidencias que corroboran sus denuncias.

Fuentes locales dijeron que los cohetes fueron disparados por un dron, y nadie se responsabilizó por el bombardeo.

Por otro lado, el Gobierno del Acuerdo de Libia, encabezado por Fayez al-Sarraj, aseguró el avance de sus fuerzas en varios ejes al sur de Trípoli, la capital.

Cargar Más