Etiquetas - #Ejército Yemenita

En Nham, al noreste de Saná, el Ejército y los Comités Populares intensificaron sus ataques con cohetes y fuego de artillería contra varias posiciones de las fuerzas de Hadi.

El portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, general Yahya Sari, dijo que los cazas de coalición realizaron 28 incursiones en barrios residenciales y propiedades públicas y privadas en Nihm y Saada, y en la costa oeste y frente a Najran, acompañados por un intento de avanzar sobre el terreno.

Según el canal de televisión por satélite Al Masirah, las fuerzas yemenitas hicieron caer un dron saudita, cuando la aeronave realizaba operaciones de reconocimiento en el área Kilo 16, ubicada entre las ciudades de Al-Durayhimi y Hodeidah.

También noviembre fue uno de los meses más violentos de esta prolongada agresión saudita a Yemen, ya que los bombardeos aéreos de la coalición mataron a un gran número de civiles yemenitas.

Al menos 13 efectivos de las fuerzas del presidente Abd al-Rahman Rabbuh al-Mansur al-Hadi fueron abatidos y otros 18 resultaron heridos, durante un ataque repelido por el Ejército y los Comités Populares en el distrito de Nataa, al este de la gobernación de al-Bayda, centro de Yemen, según confirmó una fuente militar.

Estados Unidos instó al Consejo de Seguridad de la ONU a que retenga el proyecto de resolución de una tregua inmediata en Yemen, en lo que se considera un intento por obstaculizar los esfuerzos internacionales dirigidos a poner fin a la guerra liderada por la coalición saudita que desde 2015 desangra al empobrecido país.

El enviado especial de Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, anunció un acuerdo con el movimiento Ansar Allah para abordar el papel del organismo en la gestión del importante puerto de Hodeidah (oeste), principal punto de entrada de bienes en el país.

Mohamed Abdel Salam, portavoz de Ansar Allah, dijo que el líder del movimiento, Abdul Malik al-Houthi, conversó con el enviado de la ONU a Yemen, Martin Griffiths, sobre las próximas negociaciones de paz, que tendrán lugar en diciembre en Suecia.

Las negociaciones de paz sobre Yemen se celebrarán a principios de diciembre en Suecia, según anunció el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, mientras que el emisario especial de la ONU viajó a Saná en medio de los combates que continúan por el control del puerto estratégico de Hodeidah.

El líder del movimiento Ansar Allah, Abdul Malik al-Houthi, reiteró la adhesión del pueblo de Yemen a la gran causa de la nación y condenó todas las formas de normalizar las relaciones con el régimen de Israel.

Según Al Masirah, las fuerzas yemenitas lanzaron un ataque contra las posiciones de mercenarios sauditas al norte del distrito de Hays, en la provincia de Hodeidah.

A pesar de las nuevas expectativas de paz en Yemen, la coalición militar encabezada por Arabia Saudita se negó hoy a detener sus operaciones en la provincia de Hodeidah.

El presidente del Comité Supremo Revolucionario de Yemen, Muhamad Ali al-Houthi, afirmó que el Ejército y los Comités Populares están listos para detener las operaciones militares en todos los frentes a fin de alcanzar una paz justa y honorable si los agresores realmente quieren la paz para el pueblo de su país.

Los grupos de Arhab, Bani Hashish, Hamdan y Nahm llamaron en una reunión tribal a la movilización general para reforzar los frentes de Nahm y de la costa oeste de Yemen con hombres y equipamientos.

Fuerzas yemenitas derribaron dos aviones no tripulados (drones) espías sauditas en los cielos de la región de Jizan, en el suroeste de Arabia Saudita.

A pesar de los gastos millonarios y contar con avanzados equipamientos militares y armamentos, los sauditas y sus mercenarios no han podido lograr su meta en Hodeidah.

Según Yahya Sarie, portavoz del Ejército yemenita, las fuerzas de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) han experimentado fracasos durante los últimos días en la provincia de Hodeidah por contraofensivas de las Fuerzas Armadas y los efectivos de Ansar Allah.

El Ejército y los Comités Populares en Yemen tomaron el control de varios puntos en el distrito de Qaniya al este de al-Bayda, según confirmó una fuente militar.

Esta acción se produjo después de lanzar una operación inesperada contra la base de mercenarios de la coalición saudita.

Varios efectivos de las fuerzas de la coalición saudita murieron y otros resultaron heridos durante una operación del Ejército y los Comités Populares destinada a retomar el control del distrito de al-Tahita al sur de la provincia costera de Hodeidah, en el oeste de Yemen.