Etiquetas #Ejército_Yemenita

Defensa antiaérea yemenita derriba dron MQ9 de fabricación estadounidense. Líderes militares de las fuerzas de Hadi y del Cinturón de Seguridad mueren en enfrentamientos en Abyan.

Según un portavoz militar, unidades del Ejército yemenita y del movimiento popular Ansar Allah atacaron una base utilizada por la coalición saudita para entrenar a mercenarios en el área de Al-Solh, en el suroeste del reino árabe y cerca de la frontera con Yemen.

Tomar el control sobre Adén por parte del Consejo de Transición provocó una tormenta de críticas contra Arabia Saudita y contra el gobierno de Abed Rabbu Mansour Hadi, debido al silencio sobre las ambiciones de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en el sur de Yemen. Sin embargo, los acontecimientos que condujeron a la fragmentación de Yemen y la secesión entre el sur y el norte darán más certeza a la visión del Ejército y los comités de resistir contra los objetivos de la agresión saudita-emiratí.

El Consejo de Transición del Sur en Yemen llamó a la participación masiva en la marcha millonaria de apoyo a las Fuerzas Armadas del sur del país, que se celebrará este jueves en Adén.

El corresponsal de Al Mayadeen informó que hombres armados también irrumpieron en la casa del director de asuntos personales en el Ministerio de Defensa del gobierno de Abed Rabbu Mansour Hadi y confiscaron computadoras que contenían una base de datos de la mencionada institución militar.

“Durante los últimos días, las fuerzas yemenitas han sido capaces de limpiar y hacerse con el control de 37 sitios en una ofensiva exitosa en la frontera de Najran”, región sita en el sur de Arabia Saudita, declaró el portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el general Yahya Sari.

El corresponsal de Al Mayadeen en Yemen, dijo que líderes militares de las Fuerzas de Cinturón de Seguridad apoyados por los Emiratos Árabes Unidos ordenaron a sus elementos deportar a la población de las provincias del norte de Adén, Lahjj y Abyan después del ataque realizado contra el campamento de al-Jalaa.

Según informó este sábado el canal Al Masirah, el misil golpeó con alta precisión el blanco señalado y acabó con la vida de decenas de militares y mercenarios sauditas e hirió a otras decenas.

Según el corresponsal de Al Mayadeen, el ataque al campamento de las fuerzas de Hadi provocó alrededor de 40 muertos y también heridos.

La acción apuntó a los hangares de aviones de combate y otros objetivos militares, y alcanzó sus objetivos con alta precisión, señaló el portavoz de las Fuerzas Armadas Yemenitas, brigadier Yahya Sari.

El oficial explicó que la operación fue dirigida a las salas de control de  drones, los hangares de vehículos aéreos no tripulados y otros recintos militares, lo cual es una respuesta al asedio y las redadas intensivas y continuas durante los últimos dos días.

Según el corresponsal de Al Mayadeen, los cazas de la coalición bombardearon intensamente diferentes zonas en Saná. Las redadas se dirigieron al Parque 21 de septiembre, al Ministerio de Información y otros barrios de la capital, así como al campamento de al-Farijah, en el distrito de Arhab.

En reunión con Griffith, Mashat informó que el ejército y los comités utilizarán todo lo que esté disponible para atacar al enemigo en profundidad para obligarlo a detener su agresión.

El portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el brigadier Yahya Sari, dijo que el Ejército cuentan con reservas estratégicas de misiles balísticos y drones capaces de sostener por años la lucha contra cualquier agresión.

El portavoz de las Fuerzas Armadas en Saná, el brigadier Yahya Sari,confirmó que en los ataques aéreos se emplearon drones Q-2 con alta precisión. Agregó que el aeropuerto de Abha quedó fuera de servicio.

Fuentes militares aseguraron que el citado dron de espionaje fue derribado antes que hubiera podido infiltrarse en el territorio yemenita y realizar su correspondiente labor de espionaje.

El portavoz del movimiento Ansar Allah, Mohammed Abdel Salam, llamó a las Naciones Unidas para que desempeñen su papel y continúen con seriedad su actividad requerida, de conformidad con el acuerdo sueco.

Fuerzas yemenitas lanzaron un misil balístico tipo Badr contra posiciones de la coalición saudita en el área de Najran. El portavoz de las Fuerzas Armadas, el brigadier Yahya Sari confirma la caída de decenas de muertos y heridos. Hasta el momento la alianza saudita niega que el ataque haya provocado daños humanos y materiales.

Dicho ataque es el cuarto de su tipo contra dicha instalación en menos de una semana.

En la provincia sureña de Ad Dali, las fuerzas yemenitas restauraron el control sobre varias colinas y sitios al oeste del distrito de Qaataba, al norte de la provincia, tras un enfrentamiento que provocó muertes y heridos en las fuerzas de Hadi y también en el cinturón de seguridad, apoyado por los Emiratos Árabes Unidos.