Etiquetas #Grace_I

Las autoridades de Gibraltar-territorio de ultramar de Reino Unido-, dejaron en libertad al superpetrolero de Irán que mantenía retenido a pesar de una solicitud de última hora en contra del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Este 15 de agosto las autoridades de Gibraltar pusieron en libertad el petrolero iraní Grace I, pese a la solicitud del Departamento de Justicia de EE.UU., presentada este mismo día, de iniciar un nuevo procedimiento legal para la detención del buque.

Según el periódico The Sun, fuentes cercanas al ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, aseguraron que el Grace-I sería liberado este jueves. El rotativo agregó que no se "solicitará una renovación de la orden de detención del buque mientras no vaya a Siria y no viole las sanciones europeas impuestas a Damasco". Por su parte, el Departamento de Justicia de EE.UU. pidió la incautación del buque iraní bajo una serie de acusaciones que están considerando.

“Esperamos que ese asunto se resuelva próximamente, y que el petrolero Grace 1 pueda seguir navegando bajo bandera de la República Islámica de Irán”, subrayó Yalil Islami, responsable de Asuntos Marítimos de la Organización Marítima y Puertos.

En declaraciones a la cadena británica BBC y publicadas este martes en ese medio, el capitán del buque cisterna Grace 1, que fue retenido el 4 de julio por la Marina Real Británica en aguas del estrecho de Gibraltar, rechazó la versión de Londres y de la Policía de Gibraltar, según la cual, había afirmado anteriormente que se usó “la fuerza mínima” durante la detención del buque.

La diplomacia estadounidense logró que las relaciones con Irán estuvieran al borde de la guerra, para dividir a los europeos y forzar al Reino Unido a estar al lado de EE.UU.

Se sospecha que los políticos conservadores del Reino Unido, distraídos con la elección de un nuevo primer ministro, compitiendo por el poder y preocupados por el Brexit, cayeron en una trampa estadounidense”, lamentó el diario británico The Guardian sobre la decisión de Londres de detener un petrolero con crudo iraní en Gibraltar.

"Condenamos rotundamente la utilización de buques con bandera panameña para actos ilícitos que atenten contra la seguridad de la vida humana; y aquellos que claramente violen las leyes, convenios y acuerdos internacionales se verán sancionados y correrán el riesgo de que la nave sea cancelada del Registro", señaló la autoridad marítima en un comunicado.

El centro Shurat HaDin pidió a la Corte Suprema gibraltareña que venda el incautado petrolero, cargado con crudo iraní, para indemnizar a la familia de una bebé israelí de tres meses que murió en octubre de 2014, supuestamente en un ataque de simpatizantes de Hamas en la ciudad de Jerusalén.

Irán no dejará esta "perversidad" sin respuesta y responderá a ella en el momento y el lugar apropiados, añadió Sayyed Ali Khamanei.

"La investigación continúa y el Grace I permanece retenido", agregó en un comunicado de prensa publicado en Twitter.

"La acusación de Reino Unido contra el petrolero es inválida", dijo el portavoz de la cancillería iraní, Abbas Mousavi.

“Queremos que nuestros vecinos en vez de adherirse a un nuevo grupo regresen al seno de la región”, agregó Zarif en entrevista especial con Al Mayadeen.

Autoridades de Gibraltar Informaron que la decisión fue tomada de manera completamente independiente. La Cancillería iraní tachó de piratería la captura del buque con crudo iraní y denunció el sometimiento de Londres a EE.UU.

Irán tacha de piratería la captura de un buque con crudo iraní y denuncia el sometimiento de Londres a EE.UU.