Etiquetas #Hodeidah

El mayor general Ali Al-Mushki, jefe del equipo del grupo en el Comité Conjunto de Coordinación, quien dijo: "Acordamos abrir dos corredores humanitarios en Ad Durayhimi y Haiss, y otro en Haiss, mientras el gobierno yemenita impuso completamente el asedio a Ad Durayhimi".

Conforme anunció el jueves Amin al-Shabati, el portavoz de la Compañía de Petróleo de Yemen, al menos 13 buques de ayuda humanitaria esperaban durante varias semanas para poder entrar al estratégico puerto de Hodeidah, en el oeste del país más pobre del mundo árabe.

En declaraciones a la televisión local Al Masirah, una fuente anónima yemenita denunció que los Al Saud han confiscado los buques, mientras estos contaban con los pertinentes permisos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en un intento por impedir el empeoramiento de la situación humanitaria en el país más pobre del mundo árabe.

La entidad europea, por medio de su cuenta en Twitter, señaló que la alianza saudita ha retrasado por mucho tiempo su decisión de levantar el asedio al aeropuerto de Saná, y definió el cerco como una sentencia de muerte para los yemenitas.

Según informa la televisión yemenita Al Masirah en su sitio web, los cazas sauditas lanzaron ataques aéreos indiscriminados contra las regiones residenciales de Hodeidah, en una clara violación del acuerdo de alto el fuego suscrito el 13 de diciembre de 2018 en la ciudad sueca de Estocolmo.

Bajo los auspicios de las Naciones Unidas, continuará la aplicación real del despliegue de oficiales de vigilancia sobre un alto el fuego en las primeras líneas de enfrentamientos de la ciudad de Hodeidah, en el oeste de Yemen, empezando por la zona Kilometro 8 llegando al Complejo Juvenil en el este. Un paso considerado por parte de la capital Sanaa como positivo para lograr la paz en la ciudad costera y representa un experimento preliminar para saber cuán serias son las fuerzas de Hadi y la coalición para implementar el acuerdo sueco.

Una fuente militar yemenita dijo que los ataques aéreos de la coalición en Hodeidah coincidieron con otras violaciones terrestres de la coalición a la "frágil tregua", al lanzar bombardeos intensivos de artillería en diferentes lugares en el área de Kilo 16 al este de la misma ciudad.

Saná advierte de una catástrofe humanitaria debido a la suspensión de los servicios de sectores vitales debido a la falta de productos derivados del petróleo, y responsabiliza a la coalición saudita.

El jefe del Comité Revolucionario Supremo en el Movimiento Ansar Allah, Mohamed Ali Al-Houthi, denunció a las Naciones Unidas y sus funcionarios por no condenar a los países agresores que impiden la entrada de estos barcos sin justificación ninguna.

"La incautación continua de barcos y el impedimento para que descarguen sus mercancías en el puerto de Hodeidah es un acto de agresión que amenaza la seguridad marítima", explicó el jefe del negociador de la delegación de Saná, Mohammed Abdul Salam.

El corresponsal de Al Mayadeen informó que hombres armados también irrumpieron en la casa del director de asuntos personales en el Ministerio de Defensa del gobierno de Abed Rabbu Mansour Hadi y confiscaron computadoras que contenían una base de datos de la mencionada institución militar.

El equipo negociador de Saná confirmó su disposición a evacuar las áreas sujetas al redespliegue de vehículos blindados y artillería, mientras que el otro lado no proporcionó mapas de las minas en las áreas bajo su control.

Una fuente militar yemenita dijo que el Ejército y los Comités Populares rechazaron un intento de infiltración realizado por las fuerzas de la coalición saudita al oeste del distrito de Hajjah, al sur de Hodeidah.

La semana pasada, los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el principal cómplice del régimen saudita en la guerra contra Yemen, comenzó la retirada del grueso de sus fuerzas del territorio yemenita tras un año de discusiones con Riad y el resto de países miembros de la coalición que ha estado bombardeando el país más pobre del mundo árabe desde marzo de 2015.

Los estadounidenses y los sauditas consideran, no sin razón, que la partida de Abu Dhabi beneficiará a los hutíes. La coalición saudita se está rompiendo cuatro años después de su creación y en el peor momento, dado que el sur de Arabia Saudita está ardiendo.

En entrevista con Al Mayadeen, el ministro de Turismo en el gobierno de Saná, Ahmad Aliyí, explicó que es probable que los Emiratos Árabes Unidos aun no haya llegado a una decisión concluyente para salir de Yemen a la luz de sus intereses estratégicos.

El Ministerio de Agua y Medio Ambiente del gobierno de Sana'a dijo que la coalición bombardeó la estación de agua de al-Zubariyah que cubre la necesidad del 80 por ciento de la población de la ciudad, culpando a las Naciones Unidas de los frecuentes bombardeos y la destrucción de las instalaciones y los pozos de agua.

Según informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el marco de un paso necesario para la implementación de un acuerdo de alto el fuego que las partes en guerra alcanzaron en Suecia en el pasado mes de diciembre, las fuerzas de Ansar Allah iniciarán este domingo el repliegue de los puertos de Hodeidah, Al-Salif y Ras Isa.

El canal de televisión de al-Masirah informó que el secuestro ocurrió el miércoles al suroeste de la isla de Turfa.

El enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths, dijo que recibió la aprobación oficial de Ansar Allah y del gobierno respaldado por Arabia Saudita para implementar la primera fase, que incluye el traslado de tropas, y agregó que las discusiones sobre la segunda fase se están llevando a cabo.

Cargar Más