Etiquetas - #Jamal Khashoggi

“El presidente Trump dijo que esto se resolvería (…) Pero siete u ocho meses después vemos que no se ha hecho nada”, lamentó Hatice Cengiz, la novia turca de Khashoggi, asesinado el 2 de octubre de 2018 en el consulado saudita en la ciudad de Estambul.

De acuerdo con un alto funcionario turco, citado por Reuters, los dos agentes de inteligencia confesaron haber espiado a ciudadanos árabes en favor de Emiratos Árabes Unidos.

El diario estadounidense The Washington Post reveló el 1 de abril que Arabia Saudita ofreció a cada uno de los hijos de Khashoggi casas por valor de un millón de dólares y pagos mensuales de 10 mil dólares para mantenerse callados y evitar críticas de parte de la familia del periodista asesinado.

El anuncio del secretario de Estado Mike Pompeo, se produjo por la presión del Congreso sobre la administración del presidente Donald Trump para castigar a los involucrados en el asesinato de Khashoggi, ocurrido el 2 de octubre del pasado año en el consulado saudita en la ciudad turca de Estambul.

Según reportes del diario estadounidense The Washington Post, el reino árabe entregó, a cada uno, casas con valor de un millón de dólares y pagos mensuales de 10 mil dólares como compensación a los hijos de Jamal Khashoggi, por el asesinato de su padre, acaecido el pasado octubre en el consulado saudita en la ciudad turca de Estambul.

Las autoridades sauditas “mintieron” sobre el asesinato de Jamal Khashoggi, asevera un legislador estadounidense El congresista Gerald Connolly que cuestiona los nexos entre Washington y Riad.

The New York Times publica un informe de inteligencia sobre la implementación de un grupo secreto creado por el príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, para silenciar sus oponentes. El grupo realizó una docena de operaciones especiales y se estableció un año antes del asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

El reino rechaza llamamientos para internacionalizar el proceso por considerarlo injerencia en sus asuntos internos.

Varios medios y analistas estimaron esta acción como muestra del interés de legisladores demócratas y republicanos en castigar a Riad por su papel en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

“Las pruebas recogidas en el transcurso de mi misión en Turquía demuestran (...) que Khashoggi fue víctima de un asesinato brutal y premeditado, planificado y perpetrado por representantes del Estado de Arabia Saudita”, afirmó la relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnés Callamard.

El presidente de Turquía dijo "la zona segura en el norte de Siria debe estar bajo control turco para que Turquía pueda brindar seguridad". Señaló que Ankara no confía en la Coalición Internacional.

“Hemos avisado tarde a las autoridades sauditas de la investigación en el consulado. Hace falta darles un poco más de tiempo para que evalúen nuestra solicitud. Queremos un permiso de las autoridades para entrar al interior”, dijo Callamard a la agencia turca Anadolu.

La agencia AP señaló que agentes encubiertos y disfrazados de inversionistas convocaron a los empleados del laboratorio interdisciplinario Citizen Lab a reuniones para interrogarlos sobre las recientes revelaciones que hizo la empresa de software de vigilancia NSO Group de (Israel).

La relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Agnes Callamard, también ha pedido permiso para realizar una visita al país árabe, pero hasta el momento las autoridades sauditas no han dado respuesta alguna a sus peticiones

Esto se produce en medio de la creciente presión internacional sobre Riad tras el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudita en Estambul en octubre de 2018.

Este 3 de enero comenzó el juicio contra los 11 implicados en el asesinato del periodista saudita.

En el vídeo, grabado el pasado 2 de octubre y publicado el domingo por la televisión turca A Haber, se ve a un grupo de hombres que llega en coche a la residencia del cónsul general saudita en Estambul, Turquía, Muhamad al-Otaibi, alrededor de las 21:00 (hora local) y descarga una serie de bolsas negras.

El diario británico The Guardian afirma que “si 2018 fue la época del príncipe heredero saudita, Mohammed bin Salman, probablemente el próximo año no sea nada así”

El monarca también cambió a muchos gobernadores provinciales y altos funcionarios. Además, sustituyó a varios miembros de la asamblea consultiva.

Seis diputados musulmanes sunitas independientes estuvieron de acuerdo en que Jawad Adra podría asumir el puesto al que aspiran en el Gabinete. Esa demanda nunca fue aceptada por el primer ministro designado, Saad Hariri, pero la misma recibió el apoyo de los partidos Hizbullah y Movimiento Amal.