Etiquetas #Luiz_Inácio_Lula_Da_Silva

Durante una entrevista con el sitio Sul21, que publicó una primera parte, Lula expresó: “Estamos viviendo un momento sui generis en Brasil. Moro se está convirtiendo en un muñeco de barro...han inventado una gran mentira para ponerme aquí donde estoy y ahora tienen que pasar toda su vida contando docenas de mentiras para tratar de justificar”.

En una nota firmada y divulgada en la página oficial del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, los abogados Cristiano Zanin y Valeska Martins aseguraron que el reporte publicado el domingo por el diario Folha de Sao Paulo "refuerza la forma ilegítima e ilegal como fue construida la condena del expresidente Lula en el llamado caso del triplex".

El Tribunal votó ahora sobre la imparcialidad del exjuez y ministro de Justicia y Seguridad Pública, Sérgio Moro, quien también dio un carácter político al proceso judicial que comandó para condenar a Lula por supuestos actos de corrupción.

La nueva información proporcionada por el sitio The Intercept de Glenn Greenwald, periodista de sólida reputación mundial y ganador del Premio Pulitzer, demuestra que, además del perjurio, Moro y su equipo de fiscales ‘cometieron diversos ilícitos en su obsesiva persecución del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva’.

La presidenta de la comisión, Simone Tebet, precisó que el exmagistrado fue invitado y decidió comparecer ante el Senado tras ser informado de que la CCJ inevitablemente votaría los requerimientos presentados por los parlamentarios que desean atender sus argumentos.

La Policía Federal brasileña abrió cuatro investigaciones para esclarecer la supuesta imparcialidad del exjuez Moro en la condena que impuso a Lula da Silva, según se desprende de escuchas telefónicas.

Brasil y Lula emergen hoy como las víctimas más palpables de la manipulación y el engaño que ahora amenaza al mundo, y en medio de esto surge una pregunta, qué se espera en 2020 en Estados Unidos donde Trump manipula a los electores para permanecer en el comando del país.

Fueron muchas y muchos los que a mediados de esta década y en coincidencia -¿casual, involuntaria?- con el despliegue de la ofensiva restauradora del imperio se apresuraron a anunciar el “fin del ciclo” progresista en Latinoamérica. La derrota del kirchnerismo en el 2015 y el ilegal e ilegítimo derrocamiento de Dilma Rousseff en 2016 así como el grotesco juicio y encarcelamiento de Lula aparecían como signos inequívocos del inicio de un nuevo ciclo histórico

Bajo el título #LulaLivre: Sale a la Luz la Verdad, la organización precisó en un comunicado de prensa que desde el 2016 viene "denunciando que el golpe judicial, mediático y parlamentario contra Dilma Rousseff que la despojó del poder tenía como objetivo destruir al Partido de los Trabajadores de Brasil -PT- y a su líder histórico Luiz Inacio "Lula" da Silva para impedir que volviera a ocupar la presidencia".

Fuentes judiciales confirmaron que la corte superior cerró su audiencia del martes sin debatir el recurso de habeas corpus de la defensa del exmandatari brasileño. Se pospone para el próximo 25 de junio.

La segunda corte del Supremo Tribunal Federal (STF) colocó en su agenda del martes el juzgamiento del "habeas corpus", luego de que uno de sus cinco jueces (Gilmar Mendes) liberara la causa para que continúe su examen.

Las revelaciones del grupo de periodistas del sitio digital Intercept, liderados por Gleen Greenwald, también responsable de los documentos publicados en 2013 de Edward Snowden, exagente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, muestran cómo la operación anticorrupción Lava Jato no resulta una acción jurídica, sino una cruzada política fuera de la ley.

En su página oficial, el PT indica que el jueves la hija del exdirigente obrero, Lurian Lula da Silva, recibió el homenaje en nombre de su padre, considerado "el mayor presidente de la historia de Brasil, respetado internacionalmente por promover la paz y la integración de los pueblos".

Según los abogados de la defensa, Valeska Teixeira y Cristiano Zanin, el proceso sigue una lógica completamente política y no judicial.

El secretario de Justicia del estado de Piauí (nordeste), Daniel Oliveira, protocoló en el STF el pedido de habeas corpus para Lula. Según el jurista, la reducción de la condena de 12 años y un mes a ocho años y 10 meses definida en la corte superior la semana pasada por corrupción pasiva y lavado de dinero abre el camino para que el exmandatario tenga el derecho de ir al régimen semiabierto inmediatamente.

En esta misma jornada, trascendió que el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva denunció que cumple un año de estar preso injustamente, acusado y condenado por un crimen que nunca existió.

El reconomiento fue concedido por la Federación Americana del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), la mayor central obrera de Estados Unidos y Canadá.

Vestido de traje oscuro y sin corbata Lula fue sacado de su celda en medio de un fuerte dispositivo de seguridad y escoltado por unos tres efectivos de la Policía Federal que deberán acompañarlo hasta el lugar del funeral y entierro, previstos para el mediodía en São Bernardo do Campo (Sao Paulo).

Arthur Lula da Silva, de siete años, murió este viernes de meningitis meningocócica en un hospital de Sao Paulo, donde ingresó en horas de la mañana con fiebre alta.

Los abogados del expresidente presentarán un pedido para que Lula comparezca al velorio. La familia pretende hacer el entierro en la tarde del sábado para que haya tiempo de que se desplace hasta Sao Pablo. Hace pocas semanas, Lula fue impedido de asistir al velorio de su hermano Genival Lula da Silva.

Load More