Etiquetas #Manifestaciones_Populares

Manifestaciones de hasta un millón de personas desbordando no solo las calles de la capital San Juan, sino cada una de las grandes y pequeñas localidades del país caribeño, están señalando el hartazgo de soportar años y años de dependencia forzada a Estados Unidos, pero también de repudio a los virreyes criollos que se arrodillan impunemente ante los respectivos poderes que devienen desde Washington.

Ramallah, Belén, Hebrón, Halul, Nablús, Tulkarem, Jenín y otras ciudades fueron escenarios de manifestaciones.

Por medio de un comunicado, las Fuerzas de Declaración de Libertad y Cambioinucado presentaron una solicitud al Consejo Militar para que retire las injustas sentencias contra los líderes de los movimientos de lucha armada y libere a los prisioneros.

Esta acción tiene como objetivo presionar la salida de la junta militar que gobierna tras la destitución del presidente Omar al-Bashir.

Los manifestantes destacaron la firmeza ante la agresión y condenaron la guerra invasora de la alianza saudita en Yemen y los crímenes cometidos contra civiles.

En el Golán ocupado organizaron nuevos actos de protesta en la Plaza de Mártires en la localidad de Majdal Shams, para reiterar su rotundo rechazo a la posición estadounidense.

Las manifestaciones incluyeron varias áreas yemenitas, especialmente la capital Sana'a y las gobernaciones de Saada, Ibb, Taiz, Al-Baida, Al Jawf y Rameh.

Manifestaciones antigubernamentales en las áreas de Omdurman y Sudán para denunciar otras condiciones económicas e informes de la intención de Al-Bashir de hacer extensas enmiendas a las estructuras del NCP.

Cientos de personas de la provincia de Raqqa y Deir Ezzor salieron este sábado en marchas populares en las que condenaron la ocupación estadounidense y los ataques lanzados por la alianza contra el pueblo.

Varias aldeas en el estado de al-Yazira, al sur de la capital, fueron testigos de una serie de manifestaciones contra el presidente Omar Hassan al-Bashir, durante las cuales los participantes levantaron consignas de "Libertad, paz y justicia" y "El pueblo quiere derrocar al régimen".

La Asociación de Profesionales Sudaneses y otras tres coaliciones de oposición lanzaron la convocatoria. Los servicios de seguridad del país realizaron el sábado una nueva campaña de arrestos de líderes políticos y periodistas.

La policía sudanesa lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, quienes organizaron una protesta que salió de una mezquita en la ciudad de Omdurmán.

El portavoz de la policía sudanesa Hashem Ali Abdul Rahim, confirmó también que se registraron varios heridos.

La manifestación forma parte de una serie de movimientos que comenzaron en El Líbano el mes pasado y continuarán a través de protestas y sentadas en varias regiones del país. Para el 20 de enero fue convocada una gran protesta en Beirut.

Según expertos, miles de dólares provenientes del exterior han ido a parar en manos de contratistas, agencias tanto civiles como militares extranjeras.

Las Fuerzas Populares iraquíes aseguraron que los disturbios que han tenido lugar en la ciudad iraquí de Basora fueron orquestados por Estados Unidos.

Al intervenir en una sesión de emergencia del Parlamento, Al-Abadi criticó a las fuerzas de seguridad “por no cumplir su deber de asegurar la protección necesaria” a la sede diplomática iraní.

Abadi dijo -durante su reunión con las delegaciones locales- que la fase de reconstrucción y los servicios comenzaron después de la victoria sobre el terrorismo en Irak.

Algunas provincias iraquíes han sido testigos de manifestaciones que exigen servicios básicos y oportunidades de empleo para los jóvenes.

El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, anunció que su gobierno respalda las demandas correctas de los ciudadanos, y el líder del movimiento sadrista, Muqtada al-Sadr, pide la suspensión de las conversaciones para formar bloques políticos hasta satisfacer las demandas de los manifestantes.