Etiquetas #Muertos_Y_Heridos

El ataque se registró en un momento en que los jóvenes iraquíes celebraron la misma jornada en Bagdad una marcha para defender la paz y la estabilidad, condenando la injerencia extranjera en los asuntos internos del país árabe.

Según informó el sheriff del condado de Escambia, David Morgan, durante una conferencia de prensa un "tirador activo" fue abatido por oficiales de la base, que se encuentra actualmente cerrada. El atacante era de Arabia Saudita.

En el bombardeo, un hombre, una mujer y ocho niños fueron asesinados. Otras 13 personas resultaron heridas, entre ellos hay siete menores. De ellos, dos están en estado grave, dijo el mayor general Yuri Borenkov, jefe del Centro Ruso para la Reconciliación en Siria.

En el incidente murieron cinco soldados turcos y otros 12 resultaron heridos.

La explosión ocurrió en la ciudad de Adurayhimi cuando un grupo de niños estaba jugando en esta zona, precisó la televisora Al Masirah. Otro menor también resultó herido, añadió la fuente.

Terroristas pro turcos bombardean la ciudad siria de Tal Rifaat y matan a nueve civiles. Se estima que la cifra de víctimas podría aumentar debido a la gravedad de los heridos.

El caos, la inseguridad y las rivalidades entre los grupos terroristas y sus líderes en su afán por acaparar influencias y bienes materiales han sido comunes en la ciudad de Ain el-Arous, desde su ocupación por las fuerzas del régimen turco y sus legionarios.

Según la televisión yemenita Al Masirah en su sitio web, cinco miembros de una familia murieron el viernes en un ataque de misiles y artillería de las fuerzas lideradas por Arabia Saudita en el distrito Monabih, en la provincia nororiental de Saada.

"Trece personas murieron y 75 resultaron heridas en la gobernación de Di Car después de que los agentes dispararan municiones reales contra la multitud", reportó la agencia Shafaq citando fuentes médicas y de seguridad.

El reportero de SANA informó, citando a fuentes locales, que una camioneta bomba estalló en el centro el mercado del referido pueblo situado en el oeste de la ciudad de Ras al-Ain. Las víctimas fueron varios niños y mujeres; además causó daños materiales en las viviendas y la infraestructura.

Según informa la televisión yemenita Al Masirah en su sitio web, los cazas sauditas lanzaron ataques aéreos indiscriminados contra las regiones residenciales de Hodeidah, en una clara violación del acuerdo de alto el fuego suscrito el 13 de diciembre de 2018 en la ciudad sueca de Estocolmo.

Las imágenes divulgadas del atentado también muestran daños materiales a los adyacentes edificios en la zona, que está bajo el control de las fuerzas turcas y hombres armados bajo su mando desde el pasado 13 de octubre.

Según SANA, las fuerzas de ocupación turcas y sus mercenarios atacaron con morteros y drones las aldeas de Tal al-Ward y Al-Rabiaat. El ataque causó la muerte de varios civiles e hirió a otros mientras dos fueron asesinados a tiros en la aldea de al-Arisha, en el campo de Ras al-Ain

Un enfrentamiento entre los participantes de las protestas y las fuerzas de seguridad provocó varias víctimas cuando una multitud intentó ocupar dos puentes capitalinos y los agentes respondieron con gases lacrimógenos.

“La República Árabe Siria condena en los términos más enérgicos los ataques criminales perpetrados por las fuerzas de ocupación turcas contra el pueblo sirio, el último de los cuales fue un bombardeo aéreo llevado a cabo la víspera por drones en Raqqa y causó la muerte de cinco civiles, incluidos niños”, afirmó una declaración del Ministerio de Exteriores y Emigrantes.

Una metralla de uno de los misiles de la agresión israelí impactó en una casa en Saasa, lo que causó heridas a los miembros de una familia conformada por un matrimonio con sus dos hijos, y la destrucción de la residencia.

Luego del desplome de este puente colgante unas 100 personas fueron rescatadas de las aguas con la intervención de buzos y bomberos y al menos tres helicópteros.

El atentado ocurrido en norte de la capital siria dejó daños materiales en las casas y propiedades en las cercanías del lugar de la explosión.

Sayyed Ahmad Al-Safi, representante de la máxima autoridad religiosa iraquí, señaló que la batalla por la reforma que está librando el pueblo iraquí le pertenece solo a él. “A ningún extranjero se le debe permitir interferir en ella. Las intervenciones extranjeras opuestas presagian grandes riesgos para convertir al país en un campo de conflicto y de ajuste de cuentas entre las potencias internacionales y regionales. Si ello sucede el pueblo iraquí será el mayor perdedor en todo esto”, añadió.

El Ministerio de Salud de Palestina anunció que Ibrahim al-Dabous, de 23 años, perdió la vida este martes debido a las graves heridas sufridas horas antes en un ataque israelí contra un grupo de palestinos en Beit Lahiya, en el norte de la asediada Franja de Gaza.

Cargar Más