Etiquetas - #Rusia

El hecho de que Tel Aviv continúe negando la responsabilidad de haber creado las circunstancias que condujeron al derribo del avión de reconocimiento ruso “Il-20” y la muerte de su tripulación, esto ha sido interpretado por Moscú como una falta de preocupación de parte de los dirigentes israelíes no solo por las vidas de los militares rusos, sino principalmente por las relaciones entre ambos países.

La Federación de Rusia ha determinado que la batalla del Este del río Éufrates será la última en la guerra de Siria, y antes de que llegue ese momento se debe hacer mucho para decidir la batalla de Idlib militarmente, después de haber sido resuelta políticamente y establecidas nuevas reglas de enfrentamiento con (Israel).

Moscú y Damasco congelaron la operación militar en Idlib con el fin de desinflar los preparativos estadounidenses para un ataque contra Siria.

El diario israelí “Haaretz” dijo que la crisis entre Rusia e (Israel) producto del derribo del avión ruso IL-20 está lejos de resolverse y señaló que Rusia ha rechazado una propuesta israelí de enviar a Moscú altos funcionarios políticos para discutir el incidente del derribo del avión.

Rusia ha dicho no permitirá que los estadounidenses lleven a cabo experimentos biológicos cerca de sus fronteras, ya que según sus evaluaciones, la agencia militar de los EE. UU. está trabajando en territorio georgiano con materiales biológicos.

Rusia presentó más argumentos y pruebas para ratificar la total responsabilidad de (Israel) en el incidente ocurrido con un avión IL-20, destruido por la artillería siria, en medio de un ataque de cazas sionistas.

Rusia debe tomar las medidas adecuadas para garantizar la seguridad de la entrega de los sistemas de defensa antiaérea S-300 a Siria, teniendo en cuenta la posibilidad de que (Israel) intente frustrar este suministro, advirtió Ígor Korótchenko, editor principal de la revista Natsionalnaya Oborona (Defensa Nacional, en ruso).

El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general mayor Igor Konashenkov, señaló que los datos presentados "demuestran que la culpa de la tragedia del avión ruso Il-20 recae totalmente en las fuerzas aéreas israelíes y quienes tomaron la decisión sobre este tipo de acciones".

El presidente al- Assad recibe una llamada telefónica del presidente ruso, Vladimir Putin, durante la cual fueron analizados los últimos acontecimientos políticos en Siria, el Acuerdo de Idlib y la manera de implementarlo.

La agresión israelí contra Siria conlleva una amenaza de represalia por el acuerdo ruso-turco, cuya confección se realizó en colaboración con Teherán y Damasco con el fin de resolver la crisis, pero el derribo del avión ruso obliga a Moscú a tomar medidas que cambian la relación con Israel de un antes de la agresión a un después de la misma.

Si ello tuviera lugar, advirtió el medio israelí, Tel Aviv ya no sería capaz de llevar a cabo ataques contra objetivos del Ejército sirio y sus aliados, lo que les permitiría a estos recuperarse y aumentar su poderío militar, algo que no sería en el interés del régimen de ocupación.

El Ministerio de Defensa ruso responsabilizó a la armada aérea israelí del derribo del avión Ilyushin Il-20 en Siria y asegura que un avión de combate israelí ha ejecutado una maniobra acercándose del avión ruso, algo que fue considerado por los sistemas de defensa sirios como un nuevo intento de bombardeo.

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Siria, Bashar al-Assad, abogaron hoy por reforzar la lucha antiterrorista, tras un atentado durante un desfile militar en Irán que dejó 25 muertos, de ellos 12 militares.

El canal de Al Mayadeen TV obtuvo una copia del acuerdo ruso-turco firmado por el presidente Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan durante la cumbre sobre Siria, celebrada en la ciudad rusa de Sochi el 17 de septiembre.

En conferencia de prensa conjunta con su homólogo bosnio Igor Tserinadhak, Lavrov dijo que el acuerdo sobre Idleb no es una solución definitiva, sino una transición y un paso necesario para la solución de la crisis en Siria, que debe ser resuelta políticamente.

La Cancillería rusa reiteró que EE.UU. persigue una política de doble rasero sobre el terrorismo, especialmente en Siria.

Informaciones obtenidas por el corresponsal de Al Mayadeen en Moscú indican que Rusia ha rechazado el informe presentado por la delegación militar israelí sobre el derribo del avión IL-20, en el que Tel Aviv responsabilizó a Rusia y Siria del hecho.

Mike Pompeo, el jefe de la diplomacia estadounidense, calificó como amenaza superior a la rusa, a China, durante una entrevista con Fox News.

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, dio la bienvenida al acuerdo alcanzado por el presidente ruso Vladimir Putin y el de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, sobre la creación de una zona desmilitarizada en Idlib, Siria.