Etiquetas - #Siria

La Federación de Rusia ha determinado que la batalla del Este del río Éufrates será la última en la guerra de Siria, y antes de que llegue ese momento se debe hacer mucho para decidir la batalla de Idlib militarmente, después de haber sido resuelta políticamente y establecidas nuevas reglas de enfrentamiento con (Israel).

Moscú y Damasco congelaron la operación militar en Idlib con el fin de desinflar los preparativos estadounidenses para un ataque contra Siria.

Rusia presentó más argumentos y pruebas para ratificar la total responsabilidad de (Israel) en el incidente ocurrido con un avión IL-20, destruido por la artillería siria, en medio de un ataque de cazas sionistas.

Rusia debe tomar las medidas adecuadas para garantizar la seguridad de la entrega de los sistemas de defensa antiaérea S-300 a Siria, teniendo en cuenta la posibilidad de que (Israel) intente frustrar este suministro, advirtió Ígor Korótchenko, editor principal de la revista Natsionalnaya Oborona (Defensa Nacional, en ruso).

El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general mayor Igor Konashenkov, señaló que los datos presentados "demuestran que la culpa de la tragedia del avión ruso Il-20 recae totalmente en las fuerzas aéreas israelíes y quienes tomaron la decisión sobre este tipo de acciones".

La operación antiterrorista se realiza desde tres ejes en dirección a las colinas al Safa, último bastión de Daesh en Sweida, para liberar más terreno y estrechar aún más el cerco a los extremistas atrincherados en la zona.

Con la participación destacada de Egipto, Argelia, Irak, Sudán y el país anfitrión, desde hoy y hasta el 26 de septiembre: Feria Árabe de Calzados e Industria del Cuero, en Damasco.

El presidente al- Assad recibe una llamada telefónica del presidente ruso, Vladimir Putin, durante la cual fueron analizados los últimos acontecimientos políticos en Siria, el Acuerdo de Idlib y la manera de implementarlo.

Rusia proporcionará a Siria un sistema de misiles antiaéreos S-300 en las próximas dos semanas, avanzó el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú.

La agresión israelí contra Siria conlleva una amenaza de represalia por el acuerdo ruso-turco, cuya confección se realizó en colaboración con Teherán y Damasco con el fin de resolver la crisis, pero el derribo del avión ruso obliga a Moscú a tomar medidas que cambian la relación con Israel de un antes de la agresión a un después de la misma.

“Actuamos con discreción y responsabilidad (…) Nada ha cambiado y nada cambiará. Esta es nuestra política”, dijo en declaraciones a la emisora de la radio local Kan.

Si ello tuviera lugar, advirtió el medio israelí, Tel Aviv ya no sería capaz de llevar a cabo ataques contra objetivos del Ejército sirio y sus aliados, lo que les permitiría a estos recuperarse y aumentar su poderío militar, algo que no sería en el interés del régimen de ocupación.

El estadounidense Bilal Abdul Kareem afirma que no es el único ciudadano de su país en la provincia siria de Idlib, que hay más y "todos son luchadores”, subrayó.

El Ministerio de Defensa ruso responsabilizó a la armada aérea israelí del derribo del avión Ilyushin Il-20 en Siria y asegura que un avión de combate israelí ha ejecutado una maniobra acercándose del avión ruso, algo que fue considerado por los sistemas de defensa sirios como un nuevo intento de bombardeo.

Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Siria, Bashar al-Assad, abogaron hoy por reforzar la lucha antiterrorista, tras un atentado durante un desfile militar en Irán que dejó 25 muertos, de ellos 12 militares.

El canal de Al Mayadeen TV obtuvo una copia del acuerdo ruso-turco firmado por el presidente Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan durante la cumbre sobre Siria, celebrada en la ciudad rusa de Sochi el 17 de septiembre.

En las primeras imágenes se ven presuntas víctimas del ataque que yacen en el suelo, y un hombre es llevado en una camilla a la ambulancia. En la segunda y tercera versiones, el mismo hombre ayuda a prestar primeros auxilios a un niño rociándolo con agua.

En conferencia de prensa conjunta con su homólogo bosnio Igor Tserinadhak, Lavrov dijo que el acuerdo sobre Idleb no es una solución definitiva, sino una transición y un paso necesario para la solución de la crisis en Siria, que debe ser resuelta políticamente.

La Cancillería rusa reiteró que EE.UU. persigue una política de doble rasero sobre el terrorismo, especialmente en Siria.

Las tropas sirias continuaron limpiando la mencionada localidad de focos terroristas entre lo profundo de las rocas que rodean las colinas al-Safa, llenas de agujeros, madrigueras y grietas de rocas, explotados por los extremistas para esconderse.