Etiquetas - #Sudán

Varias ciudades presenciaron las manifestaciones del viernes en las que exigían la retirada del presidente al-Bashir.

La Asociación de Profesionales Sudaneses llamó a manifestaciones pacíficas el domingo y pidió a los participantes portar pancartas y banderas nacionales "para rechazar cualquier manipulación de las demandas".

Testigos presenciales dijeron a Reuters que los activistas habían elegido el Día de la Mujer como punto de partida de las protestas del jueves y que las féminas participaron activamente en las manifestaciones en Omdurmán.

De acuerdo al sitio Sudan Tribune, el movimiento del presidente supone que se prepara para alejarse del Partido en un contexto minado por protestas en su contra.

Mohamed Taher Ela fue nombrado como primer ministro de Sudán. Se mantuvieron en sus puestos los titulares de carteras importantes.

El presidente de Sudán, Omar al-Bashir, señaló que la medida tiene como objetivo hacer frente a la situación que vive el país y aceptar el reclamo de la población.

Manifestaciones antigubernamentales en las áreas de Omdurman y Sudán para denunciar otras condiciones económicas e informes de la intención de Al-Bashir de hacer extensas enmiendas a las estructuras del NCP.

El miembro del Buró Político del Partido de la Umma, Rabah al-Sadiq, dijo por su parte que la fuerzas de seguridad arrestaron a 17 figuras de la oposición antes del inicio de las manifestaciones.

El presidente sudanés, Omar Hassan al-Bashir, reveló la intención del gobierno de formar un comité para preparar un borrador de constitución permanente para el país. El comité lo encabezaría una figura nacional aceptable para todas las partes.

Varias aldeas en el estado de al-Yazira, al sur de la capital, fueron testigos de una serie de manifestaciones contra el presidente Omar Hassan al-Bashir, durante las cuales los participantes levantaron consignas de "Libertad, paz y justicia" y "El pueblo quiere derrocar al régimen".

Las protestas también exigían castigo para los responsables de la sangre derramada por los mártires asesinados desde el inicio de las manifestaciones antigubernamentales hace menos de un mes.

La Asociación de Profesionales Sudaneses y otras tres coaliciones de oposición lanzaron la convocatoria. Los servicios de seguridad del país realizaron el sábado una nueva campaña de arrestos de líderes políticos y periodistas.

Se han reiniciado las protestas en la capital sudanesa Khartoum, y en Omdurman, pidiendo el derrocamiento del régimen y la destitución del presidente Omar al Bashir, quien inicia una gira por el Golfo.

La policía sudanesa lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, quienes organizaron una protesta que salió de una mezquita en la ciudad de Omdurmán.

El gobernante Partido del Congreso Nacional (PCN) de Sudán lanzó una iniciativa basada en el diálogo para preservar la paz social, los lazos nacionales y la unidad del país.

La Fiscalía de Seguridad del Estado de Sudán acusó a los activistas políticos y comunicadores de incitación y de difusión de noticias falsas.

El movimiento de manfestaciones se extendió a distintos estados sudaneses, además de Jartum bajo el lema " La Comitiva del 17 de enero".

El portavoz de la policía sudanesa Hashem Ali Abdul Rahim, confirmó también que se registraron varios heridos.

El presidente de Sudán, Omar al-Bashir, dice que los aviones que se dirijan a los territorios ocupados por el régimen de (Israel) no pueden usar el espacio aéreo de su país.

Mientras el presidente sudanés Omar al-Bashir pide a las fuerzas de oposición entrar en un diálogo, unirse al documento nacional y participar en la construcción de la paz y la estabilidad en el país, la oposición insiste en la salida del presidente Bashir del poder, exigiendo la formación de un Consejo de soberanía y un gobierno de transición. Esta es la imagen de la situación de Sudán que ha pasado de una crisis por las condiciones de vida, a una crisis política.