Etiquetas #Taller_de_Bahrein

Peligroso taller

Jared Kushner visitará (Israel), Arabia Saudita, Jordania, Egipto, los Emiratos Árabes Unidos y Qatar. Se presume que la parte política del plan podría presentarse antes de las elecciones israelíes

Nuestra posición no ha cambiado, no aceptaremos el Acuerdo del Siglo ni los entendimientos alcanzados en el taller económico recientemente celebrado en Bahrein, declaró Abbas durante una reunión del Comité Central del partido Al-Fatah en Ramallah.

"Queremos resolver estos problemas a través del diálogo y las negociaciones, y rechazamos la escalada de cualquier lado", expresó Abbas al comienzo de la reunión del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

En entrevista publicada este miércoles por la cadena televisiva saudita Al Arabiya, el enviado especial del Gobierno de EE.UU. para Oriente Medio, Jason Greenblatt, admitió que la parte económica del plan de paz que Washington ha diseñado para la zona “no avanzará” sin un acuerdo político entre las partes involucradas en el conflicto.

Durante una conversación telefónica, los dos líderes revisaron varios temas a fondo, incluyendo el plan de paz propuesto por Estados Unidos, denominado Acuerdo del Siglo, el taller de Bahrein y la solución de dos Estados.

De acuerdo con el periodista e investigador Wayne Madsen, nuestro mundo ha ingresado en la Era de la Estupidez, donde la mayoría ya no está abajo, los hechos se consideran falsos e imbéciles como Trump y Bolsonaro, junto con sus familias corruptas, ahora gobiernan las principales naciones-estado.

Durante una sentada organizada por la UGTT en rechazo de la normalización y el acuerdo del siglo, que tuvo lugar en el centro de la capital tunecina, Tabboubi describió el Taller de Bahrein como el de la vergüenza, e hizo hincapié en que el pueblo tunecino estará a la vanguardia de las fuerzas vivas para defender a Palestina.

El ministro palestino de Desarrollo Social, Ahmed Majdalani, señaló que algunos países árabes quieren romper los compromisos de la iniciativa de paz árabe presentada en Beirut en 2002.

De acuerdo con el sitio digital Cultura Estratégica, el argumento de venta realizado en una conferencia en Bahrein ascendió a un soborno de 50 mil millones de dólares para que los palestinos aceptaran la permanente ocupación ilegal de sus tierras ancestrales a cambio de inversión extranjera. Jared Kushner lo renombró como la "oportunidad del siglo".

En declaraciones a la prensa en la ciudad cisjordana de Ramallah, Abbas aseveró que los palestinos pondrán en marcha una demanda para crear una entidad multilateral internacional que supervise las negociaciones de paz porque "Estados Unidos no es aceptado como único mediador".

Los manifestantes señalaron que la participación de Marruecos en el seminario fue “una traición a la causa palestina” y exigieron que se rindan cuentas.

“Estoy haciendo lo que no ha hecho nadie: quitarles el dinero. Si no ayudan, no le pagamos”, declaró el presidente norteamericano durante su comparecencia ante los medios tras la cumbre del G20 en Osaka, Japón.

El periódico Haaretz informó que las autoridades israelíes están tratando de aplicar este mecanismo en torno a 40 unidades de asentamientos ilegales en la localidad de Eli Zahav, al norte de Cisjordania.

La no participación de una delegación oficial israelí en el taller de Bahréin no ocultó su participación en el ámbito económico y mediático, donde sus medios de comunicación se vanagloriaban realizando una transmisión extraordinaria desde la capital de Bahréin.

En el Líbano hay un claro rechazo popular al taller de Bahréin que se ha expresado por medio de manifestaciones, actos de protesta y vigilias, afirmando la frase “taller de la vergüenza” y señalando que todos sus resultados serán fútiles.

En un comunicado remitido a Prensa Latina, Hizbullah señaló que el proyecto del presidente estadounidense, Donald Trump, apunta a eliminar el derecho de los palestinos a regresar a sus tierras y a la autodeterminación.

El primer ministro palestino, Mohammad Shtayyeh, respondió a críticas de su homólogo israelí, Benjamin Netanyahu, sobre el rechazo de los palestinos a las propuestas realizadas en el foro económico en Manama. Expresó que el Taller de Bahrein está alejado de la realidad, no tiene futuro y es poco probable que tenga un plan político. Por su parte, el presidente, Mahmud Abbas, afirmó que los derechos de los palestinos no se compran ni se venden.

Según el corresponsal de Al Mayadeen, los participantes -que protestaron por la realización del Taller de Bahrein- cruzaron la barrera de seguridad y luego escalaron la cerca del edificio de la embajada, quitaron la bandera de Bahrein y colocaron en su lugar la palestina.

Con motivo del aniversario del acto llamado “Grito contra los arrogantes", Al-Houthi señaló que existe un gran peligro para la nación y su actual trágica situación representa para el enemigo una oportunidad para aprovecharse de ella.