Etiquetas - #Turquía

"Si no se establece una zona segura conforme a lo planificado y continúan las amenazas contra nuestro país, emprenderemos la operación militar en el este del Éufrates", afirmó el canciller turco.

Los ataques fueron lanzados después que un empleado del consulado turco y un civil murieron y otra persona resultó herida el miércoles cuando hombres armados abrieron fuego en un restaurante en la ciudad norteña iraquí de Erbil.

"Este movimiento unilateral no está relacionado con el espíritu de la alianza ni se basa en fundamentos legítimos", indicó una declaración de la Cancillería turca.

"EE.UU. y otros socios del F-35 están alineados en esta decisión de suspender a Turquía del programa e iniciar el proceso para eliminar formalmente a Turquía del programa", dijo Ellen Lord, subsecretaria de Defensa para la adquisición y el mantenimiento.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, condenó el ataque. A su vez, el portavoz presidencial de Turquía, Ibrahim Kalin, declaró que Ankara responderá al asesinato del funcionario.

Un gran número de analistas en estos días llaman la atención sobre la decisión que tanto India como Turquía tomaron de proceder con la compra de los avanzados sistemas antiaéreos S-400 de Rusia a pesar de la incomparable presión política que Washington aplicó tanto en Ankara como en Nueva Delhi.

Renuncia el ex ministro de Exteriores y de Economía, Ali Babacan, a la membresía del gobernante partido de la Justicia y el Desarrollo; este es el preludio para la fundación de un nuevo partido político en coordinación con el ex presidente turco Abdullah Gül; según algunas filtraciones, estas indican también que hay un movimiento encabezado por el ex primer ministro Ahmet Davutoğlu y el estudio de la posibilidad de formar un nuevo partido.

Dentro del contrato de compra firmado entre Turquía y Rusia, el primer envío del S-400 llegó a la Base Aérea Murted, anteriormente llamada Base Aérea Akinci, ubicada en el suburbio noreste de Ankara, dijo el ministerio en una declaración escrita.

Antes de partir para Bosnia Herzegovina, el presidente Erdogan afirmó a la prensa en Estambul que los misiles S-400 serán transportados a Turquía en avión, mientras que el Ministerio de Defensa y el Estado Mayor están decidiendo sobre su ubicación.

Los tres sirios ocupantes del vehículo residían temporalmente en Turquía, dos de los cuales fallecieron y el otro está gravemente herido, informó el ministro del Interior, Suleyman Soylu.

La situación en Siria, incluyendo el proceso político de transición y el regreso de los refugiados, será discutida de manera integral en la cumbre, dijo el vocero presidencial turco, Ibrahim Kalin.

Erdogan asegura que EE.UU., con su plan económico, pretende dividir la región y acabar con la causa palestina, por ello promete que Ankara hará todo lo que esté a su alcance para impedir que EE.UU. implemente dicha iniciativa.

De acuerdo con Al-Mesmari, citado por el diario local The Libya Observer, Haftar también emitió otra orden para detener los vuelos de Libia hacia Turquía.

El acuerdo sobre la fabricación conjunta de misiles y el intercambio de tecnologías es de importancia prioritaria para Ankara, agregó el mandatario turco.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, expresó que su país recibirá el S-400 ruso en los próximos meses. "Convertiremos las áreas de terrorismo en Siria en áreas seguras y protegidas para que los refugiados regresen a ellas", dijo.

Las autoridades electorales ordenaron la repetición de los comicios debido a las irregularidades registradas en las votaciones del 31 de marzo pasado.

Durante una reunión con periodistas en Estambul, Erdogan destacó sus buenas relaciones con Trump, y consideró que la proximidad podría permitir la solución del tema que tensó las relaciones entre ellos.

Al-Moallem pidió a Turquía que "deje de entrenar y armar a los grupos terroristas, además retire sus fuerzas del territorio sirio". Añadió que si Turquía no retira sus fuerzas, sería "una fuerza de ocupación tal y como (Israel)".

Las tropas gubernamentales lograron frustrar el ataque terrorista contra sus puntos en Kfarhoud y al-Jalameh y causó grandes bajas entre los atacantes, cuya cifra de muertos superó los 40.

Las incursiones se produjeron después que los terroristas se negaran a cumplir un acuerdo de alto el fuego negociado entre Rusia y Turquía, el miércoles por la noche, con el objetivo de detener los enfrentamientos entre las fuerzas sirias y los terroristas en el área.