Etiquetas - #yemen

El movimiento yemenita Ansar Allah aseveró que Arabia Saudita quiere salir del pantano en el que se encuentra con mentiras de un supuesto ataque a La Meca.

Según Al Masirah, los ataques aéreos -con drones modelo Qasef-2k- se realizaron contra un depósito de armas en el aeropuerto de la provincia sureña saudita de Najran.

El portavoz del movimiento Ansar Allah y jefe de la delegación negociadora de Saná, Mohamed Abdel Salam, dijo que Naciones Unidas rechazó una propuesta de muchos países para tratar con los heridos de la agresión saudita.

La unidad misilística del Ejército yemenita lanzó el sábado por la noche dos misiles balísticos modelo “Zelzal 1” contra ubicaciones militares sauditas en la localidad de Al-Rabuah, en la región suroccidental de Asir.

En un mensaje enviado a la alianza saudita por medio de su cuenta de Twitter, Abdul Salam dijo que el cese de la respuesta depende del cese de la agresión, y señaló que los cazas de la coalición bajo protección estadounidense son los que bombardean a Yemen por quinto año consecutivo.

"Esperamos que el impacto de estos crímenes tenga efecto en la gente y asuman la responsibilidad y fortalezcan los frentes", dijo -Al-Houthi.

El movimiento popular yemenita Ansar Allah sostiene que los drones empleados en ataques a instalaciones petroleras sauditas fueron de producción propia.

Los ataques se produjeron sobre las localidades de Al-Suma y Al-Farijah, en el distrito de Arhab, al norte de Sanaa.

Los ataques de los drones contra las instalaciones vitales sauditas muestran que la flota de EE.UU. desplegada en la región no es capaz de defender a Arabia Saudita.

Al pueblo de Yemen “no le queda otra salida que defenderse con todo su poderío del terrorismo” ejercido por la coalición, liderada por Arabia Saudita y apoyada por Estados Unidos, expresó el vocero de Ansar Allah, Mohammad Abdel Salam.

El general Michael Lollesgaard, jefe del Comité de Coordinación de Repliegue de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), confirmó la noticia y dijo que Ansar Allah entregó el control de los puertos estratégicos de Hodeidah, en el mar Rojo, al servicio de “guardacostas”.

El Ministerio de Defensa yemenita anunció que la operación militar a gran escala se produjo en respuesta a la agresión y el asedio continuados contra el pueblo yemenita.

"Se especuló con que iba a cargar munición de guerra en España, pero les puedo garantizar que no ha sido así", afirmó desde Bruselas el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, tras asistir a una reunión con sus pares de la Unión Europea (UE).

En el marco de un paso necesario para la implementación del acuerdo de alto el fuego, suscrito el 13 de diciembre de 2018 en Estocolmo (Suecia), Ansar Allah ordenó a sus fuerzas replegarse, a partir de esta mañana, de los puertos de Al-Salif, Ras Isa y la estratégica ciudad de Hodeidah.

Según informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en el marco de un paso necesario para la implementación de un acuerdo de alto el fuego que las partes en guerra alcanzaron en Suecia en el pasado mes de diciembre, las fuerzas de Ansar Allah iniciarán este domingo el repliegue de los puertos de Hodeidah, Al-Salif y Ras Isa.

Acusaciones implícitas a los Emiratos Árabes Unidos de estar detrás los nuevos asesinatos de quienes se les oponen y quienes se oponen a sus aliados en Adén en el sur de Yemen, el último fue el asesinato del dirigente en el movimiento sureño apoyado por los Emiratos, Abdallah Hussein al Qahim, días después de haber sido asesinado el dirigente Rami al Musaabi.

Fuerzas yemenitas efectuaron una emboscada contra las fuerzas de Hadi y tropas mercenarias de la alianza saudita, las que cayeron en un campo minado en el distrito fronterizo de Hiran, oeste de Yemen. En la acción mataron e hirieron a más de 150 efectivos y destruyeron 10 vehículos militares.

El portavoz del Ejército yemenita, el brigadier Yahya Sari, destacó que las recientes operaciones militares pretenden expulsar a los invasores ocupantes y sus agentes.

Según medios locales, el bombardeo tuvo lugar la noche del jueves contra las posiciones militares de la coalición saudita en la localidad de Al-Raboah, en la provincia suroccidental de Asir. Todos los misiles impactaron contra los objetivos, y como consecuencia varios militares murieron o resultaron heridos.

El senador demócrata estadounidense Chris Murphy, miembro del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara Alta, dijo que "mientras Estados Unidos participe en la campaña militar con los sauditas, sin ejercer ninguna presión concreta para llegar a una solución política, somos cómplices con ellos".