Etiquetas - #yemen

Desde hace casi una semana se desarrolla la operación, Golden Victory, contra el estratégico puerto yemení de al-Hodeidah, sobre el Mar Rojo, no solo será la batalla terrestre más impórtate de esta guerra, sino que muy posiblemente marcará el final del conflicto a favor de las fuerzas aliadas encabezadas por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y asistidas por los Estados Unidos, (Israel), Francia y Reino Unido.

El portavoz del Ejército yemenita, Sharaf Luqman, confirmó a Al Mayadeen que la alianza saudita no logró levantar al asedio a sus mercenarios a pesar de la intensidad de los ataques aéreos. Reveló que la alianza avanzó solo en un área vacía en la costa oeste. Señaló que el frente yemenita de la costa oeste se tragará a todos los que participen en la agresión.

Un artículo publicado en el periódico británico The Guardian expresa que el Reino Unido es responsable de los horrores de la guerra en Yemen, "donde sus excusas para justificar el conflicto están disminuyendo". Agregó que la guerra contra Yemen se realiza con armas británicas, estadounidenses y francesas, entrenamiento militar y asesoramiento, y así como el patrocinio diplomático de Occidente.

El Ejército yemenita y los Comités Populares continúan estrechando el cerco a las fuerzas de la coalición saudita y cortan sus líneas de suministro terrestre. También prosiguen los enfrentamientos por cuarto día consecutivo en el perímetro sur del aeropuerto de Hodeidah. La coalición intensifica sus ataques aéreos.

Este es el cuarto ataque con misiles del Ejército yemenita, en la última semana, contra posiciones militares de los Al Saud dentro del territorio saudita, en venganza por los bombardeos de Riad y sus aliados contra Yemen.

En entrevista con Al-Mayadeen, el miembro del Consejo Político de Ansar Allah, Mohammed al-Bukhaiti, señaló que muchos combatientes yemenitas llegaron al Sahel para contrarrestar la agresión de las fuerzas de la coalición saudita.

El cheikh Nabil Qauq denunció las recientes matanzas de yemenitas perpetradas por la alianza saudita, y dijo que el régimen de Riad ha convertido el Eid al-Fitr de los musulmanes en “una sangrienta masacre” en Yemen.

El portavoz oficial de movimiento Ansar Allah, Mohamed Abdel Salam, dijo que la idea de entregar a Hodeidah a las Naciones Unidas es irrazonable y contraria a las leyes de las Naciones Unidas y las convenciones internacionales. Agregó que la entrega del puerto de Hodeidah a las Naciones Unidas no está sobre la mesa de negociaciones.

Se espera que el enviado especial de la ONU se reúna con los dirigentes del movimiento Ansar Allah, del Consejo Político Supremo y del Gobierno de Salvación Nacional, para debatir el cese de las hostilidades en la provincia de Hodiedah, en el oeste de Yemen.

Abdel Salam celebró los contraataques de las fuerzas yemenitas contra los agresores patrocinados por Occidente.

Desmienten versiones que afirmaron que las tropas de Hadi habían penetrado por la parte sur del aeropuerto.

Una fuente yemenita negó los informes de la llegada de las fuerzas de la coalición sauditas a las afueras del aeródromo de Hodeidah. Continúan los feroces combates entre las fuerzas del Ejército yemenita y los Comités Populares y las fuerzas de la coalición saudita en el oeste de país.

El líder del movimiento Ansar Allah considera que la posición estadounidense en Yemen es la cabeza y la vanguardia de los objetivos de los yemenitas, mientras que las otras partes en la agresión son herramientas. Unidades misilísticas del Ejército yemenita anuncian ataque contra las sedes de la Fuerza Aérea de Arabia Saudita en Asir.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia advierte que el asalto de las fuerzas leales al presidente Abed Rabbu Mansour Hadi al puerto de Hodeidah provocará un desastre para Yemen y amenaza la solución política para ese país.

El jefe del Comité Supremo Revolucionario en Yemen, Mohammed Ali al-Houthi, señaló que las acusaciones formuladas por los países de la alianza agresora contra Yemen es "un intento miserable y abierto de confundir a la opinión pública mundial", y los acusó a Estados Unidos y Gran Bretaña de asumir la responsabilidad de asaltar a Hodeidah y destruir sus puertos.

De conformidad con el derecho internacional humanitario, el CICR instó a todas las partes en conflicto a que respeten la vida de los civiles adoptando todas las medidas posibles para proteger a los civiles y a que permitan el paso seguro de todas las personas que quieran escapar de los enfrentamientos.

La alianza saudita comienza su ataque contra Hodeidah en el oeste de Yemen a pesar de las advertencias internacionales sobre las repercusiones catastróficas de cualquier ataque a la ciudad. El International Crisis Group advirtió que la guerra contra Yemen entrará en una fase más destructiva e ingresará al país en la peor crisis humanitaria del mundo. El jefe del Comité Supremo Revolucionario en Yemen, Mohammed Ali al-Houthi, anunció que atacó a dos brigadas pertenecientes a la alianza saudita y quemó una cerca de Hodeidah antes del inicio del ataque de la coalición esta mañana.

La visita es la primera después del transcurro de más de un año de desaveniencias que llegaron hasta acusar a los EAU de impedir a Hadi de regresar a Aden.

Estados Unidos ha advertido reiteradamente a la coalición liderada por Arabia Saudita para que ataque a Hodeidah. Pero en los últimos días, parece haber cambiado su tono.

Cazas de la coalición saudita atacan en Yemen el centro de tratamiento del cólera perteneciente a la organización de Médicos sin Fronteras.