Crítica al levantamiento del 17 de octubre - Chispa y causas.

La sublevación del diecisiete de octubre de 2019 representó el mayor movimiento popular de protesta en las calles y plazas del Líbano, a raíz de imponer un impuesto al servicio de la aplicación de WhatsApp.

  • Crítica al levantamiento del 17 de octubre - Chispa y causas.
    Crítica al levantamiento del 17 de octubre - Chispa y causas.

Masas de todas las sectas y partidos afectados por la gravedad de la crisis socioeconómica de la que Líbano sufre han participado en este movimiento.

Es cierto que aumentar los impuestos sobre la aplicación de  WhatsApp fue la chispa de estas protestas, pero no es la razón fundamental, sino una acumulación cuantitativa sin precedentes de la crisis financiera socioeconómica acompañada por la corrupción, el soborno y el robo abierto y legítimizado bajo muchos pretextos y cubiertas legales. Además de las usurpaciones del dinero público, la propiedad estatal, las relaciones basada en el clientelismo y el favoritismo, todo esto ha sido provocado por la clase sectaria confesional de políticos, clérigos y jueces que comparten el poder en este país donde no hay ninguna institución del Estado libre de  sospechas, ya que los bancos elevaron los intereses a más del 40%, en un plan sospechoso e intencional, hecho que condujo a detener los proyectos planificados para el bien del país , mientras el desempleo se extendió y aumentó enormemente, y al mismo tiempo se aumentó la tasa de emigración entre los jóvenes entre muchas otras consecuencias.

Una situación tan dura que excedía la capacidad de aguante de la clase media y pobre, donde las masas no podían hacer nada más que salir a las calles a protestar y denunciar la autoridad sectaria confesional que saquea los bienes del país de manera sectaria y divisoria en nombre de los derechos de sus sectas.

Muchos describieron ese movimiento de espontáneo en sus inicios, y luego de casi una semana, empezaron las consignas levantadas en las plazas a tener diferentes nombres y agendas, aprovechando este tamaño de ascendencia popular que confundió y perturbó a los partidos del poder sectario confesional tras exigir  enjuiciar a los corruptos y recuperar el dinero robado donde los manifestantes levantaron el lema “Todos tienen que irse, todos significa todos" para que incluya a  todos los corruptos y sus protectores, incluidos los políticos y grandes figuras ......

Por lo tanto, esto representó un eslogan incendiario y movilizador que pretendió acusar también a la Resistencia o Hizbullah de corrupción, al igual que los otros. Esto llevó a la retirada de las masas de la Resistencia de las calles y plazas, mientras, las tensiones comenzaron a aumentar, al igual que las acusaciones mutuas.

Después de algunos intentos abiertos de tomar el levantamiento y emplearlo en la agenda de socavar la Resistencia y exigir su desarme, los manifestantes se dividieron entre sí, donde los partidos de la autoridad, incluidas las Fuerzas Libanesas, los Falangistas, el movimiento Futuro, el Partido Socialista Progresista, el Partido Siete y muchas organizaciones no gubernamentales apuntaron contra las armas de la Resistencia, mientras, cientos de simpatizantes  de la Resistencia y del Movimiento de Amal atacaron las carpas y plazas en respuesta a dicho plan. 

Por su parte, Sayyed Hassan Nasrallah acusó explícitamente a estas personas de cobrar dinero de embajadas occidentales que siempre habían albergado hostilidad hacia la Resistencia y a favor de "Israel", lo que enfureció a algunas de las fuerzas involucradas en el levantamiento, incluidas las fuerzas de las filas patrióticas, debido a la confusión que acompañó la información, las dudas o acusaciones.

Objetivos del levantamiento popular

No cabe duda de que la crisis libanesa, profunda y global, representa el marco general del levantamiento debido a la diversidad de sus participantes y sus diferentes metas y objetivos, cercanos y lejanos.

Por lo tanto, en nuestro tiempo, el interior de un país es inseparable del exterior, ya que no es la primera vez en el mundo que se aprovecha la crisis socioeconómica para lograr metas u objetivos políticos a corto o largo plazo. Hitler llegó al poder aprovechando la crisis económica en Alemania, y no cabe duda de que el levantamiento se produjo sin coordinación ni acuerdo en cuanto a consignas, metas, liderazgo, plan, organización, financiamiento...

Objetivos de las fuerzas Patrióticas:

Las fuerzas nacionales, tales como  comunistas, Movimiento del pueblo, Organización Popular Nasserita, los nasseristas independientes, el Partido Democrático Popular, el Partido de la Unión, ciudadanos y ciudadanas por la República, algunos nacionalistas sociales, sindicatos y asociaciones de mujeres y jóvenes, sobre la base de la profundidad de la crisis levantaron la consigna del derrocamiento del sistema sectario confesional acusándolo de ser la razón principal del surgimiento de esta crisis, pretendiendo sustituirlo por un sistema nacional laico, democrático, y exigieron someter a los corruptos a juicios y la restitución del dinero público robado.

Muchos de ellos a pesar de la dispersión y la fragmentación levantaron la consigna "Revolución, Revolución Revolución", y algunos pensaron que la caída del sistema sectario confesional ya era era pronta, esperando muchos frutos de estas protestas. Sin subestimar la importancia del levantamiento, y su papel en la construcción de la conciencia revolucionaria y de clase, esa ilusión se basó en su falta de conciencia del equilibrio de fuerzas internas y del tamaño de las influencias externas regionales e internacionales, así como del grado de disposición de las fuerzas Patrióticas para el cambio nacional democrático y para tomar el control de la situación.

Los objetivos de la derecha:

Los partidos del régimen que se encuentran fuera del poder salieron a las calles desde el inicio del levantamiento, salvo el Partido Socialista Progresista, que no duró mucho su presencia en la calle, por consideraciones relacionadas con su permanente relación con el poder. Estos partidos levantaron la consigna del cambio  sobre la base de "levántense para sentarnos en sus lugares", ya que ellos llevan décadas en el poder junto a quienes llevaron al país a esta crisis, y ahora están tratando de engañar al pueblo y engañar a los rebeldes y al resto de tratando de presentarse como  inocentes de los robos, esta corrupción y estas políticas que tienen como objetivos llevar al país a esta crisis a favor de las metas y agendas extranjeras de Estados Unidos, ‘’Israel’’ y Arabia Saudita.

Mientras el segundo objetivo esencial de la derecha es hacer explotar la crisis y el movimiento popular de protesta para incitar contra la Resistencia y atraer la injerencia extranjera al Líbano, mientras que los partidarios del movimiento Futuro pedían el regreso del primer ministro Saad Hariri al gobierno.

Todos estos partidos empujaban al país hacia el abismo al continuar con el lema de la "Revolución", cortando caminos de contactos internos y fabricando enfrentamientos en una situación parecida a la supuesta "Primavera Árabe" y sumergiendo al país  en un caos a largo plazo apto para ser usado para socavar la Resistencia y exigir su que entregué sus armas que molestan a ‘’Israel’’ y se enfrentan a sus agresiones al Líbano.

Para lograr este objetivo, la financiación saudita y del Golfo se encontraba  dispuesta a pagar los gastos, y para este fin se han traído cientos de libaneses asociados a agendas extranjeras en su mayoría de países de Europa y Estados Unidos, entre ellos franceses y estadounidenses de origen libanés.

Estos partidos y organizaciones no gubernamentales, que están estrechamente relacionadas con la embajada estadounidense, fueron los partidos más frecuentes del levantamiento que repitieron las consignas de "Revolución Revolución" y, “Todos tiene que irse, todos significa todos" y a pesar de ello, todavía se auto-llaman  "revolucionarios", mientras, ellos son los más adherentes al sistema sectario confesional, que produce crisis, guerras, racismo, confesionalismo y corrupción.

Responsabilidad de las fuerzas patrióticas:

Por precaución me gustaría decir, que las fuerzas patrióticas no estaban a la altura de la responsabilidad nacional frente el empeoramiento  de la crisis y sus repercusiones y resultados en los intereses y medios de vida de los pobres, los pequeños asalariados y los que no tienen ayuda y lis desposeídos. 

Y a pesar de que el levantamiento duró más de medio año, con un impulso aceptable de sus masas y la multitud de lo que podría describirse como una contrarrevolución, y a pesar de que ellos plantearon la consigna “Revolución Revolución”, pero su acción no estuvo a la altura de lo que debería haber sido, porque siguió dividida oscilando entre facciones bilaterales, y no hubo una coordinación como debería ser, sin un programa para la lucha popular, y sin una dirección unificada para el levantamiento en preparación para su transformación en revolución, y sin una clara distinción de las fuerzas asociadas con agendas sospechosas, y con una falta de  hoja de ruta que dice a todos los afectados por el sistema sectario confesional y la corrupción , siendo por allí el camino que lleva a la resolución de la crisis y luego a la deseada victoria.

Por lo tanto todo esto se debe a las diferentes fuentes de financiación, si existen, y a las injerencias, y debido a aquellos que  viven en ilusiones revolucionarias que son surrealistas y sin una base objetiva, material o humana.

Nadie puede negar que esta realidad nacional de fragmentación y división y la imposibilidad de elevarse al nivel de responsabilidad requerido por la profundidad y amplitud de la crisis ha debilitado el campo patriótico nacional y ha decepcionado a muchas personas sinceras que desean sinceramente un cambio nacional democrático, y ha llevado a algunos movimientos de izquierda en general, debido a su debilidad, su fragmentación a trabajar gratuitamente en servicio de los partidos más poderosos del levantamiento sin voluntad, intención ni determinación por ellos mismos ...

Por lo tanto, el estado débil de las fuerzas patrióticas no animó a Hizbullah a unirse con esperanzas al levantamiento, a pesar de la sinceridad de su patriotismo y las sinceridad de sus principios en defender las armas de la Resistencia y la necesidad de preservarla y fortalecerla frente a la amenaza y las ambiciones  israelíes en la tierra, el agua y la riqueza petrolera esperada del Líbano.

La Resistencia, que ellos pretendían que sea parte del levantamiento y desempeñara un papel efectivo contra el régimen y los corruptos, se abstuvo de participar activamente después de ver a las partes en el levantamiento levantando consignas contra ellos y su papel en la patria, y en la hermana Siria y la región.

Un levantamiento de este tamaño y una crisis de esta profundidad y amplitud y peligro para la patria y para el pueblo no estimularon a los líderes de las fuerzas patrióticas a realizar ni una sola reunión o encuentro para establecer un programa, liderazgo y plan unificados para avanzar y continuar la lucha donde la gente se concentra y ve en ella su interés. Esto provocó que el proyecto nacional se esfumara y surgieran sospechas entre tal o cual partido, y llevó a la gente a vivir en ilusiones y tomar posiciones ambiguas, mientras, las consignas quedaron incumplidas.

Entre las ilusiones de algunas fuerzas patrióticas han sido exigir a la autoridad sectaria confesional, de resolver la crisis, a través de formar un gobierno independiente y otorgarle poderes excepcionales para llevar a cabo reformas, responsabilizar y enjuiciar a los corruptos, y devolver el dinero saqueado y de contrabando y el dinero depositado en los bancos, además de exigir la modificación de  la ley electoral y llevar elecciones sobre la base de la proporcionalidad fuera de la restricción sectaria, entre muchas cosas…

Tal vez, estas demandas pueden ser teóricamente sólidas para salir de la crisis, pero quienes exigen estas demandas se les olvidó  que la crisis es provocada por los mismos partidos de la autoridad en distintas proporciones, y que ellos no dejarán sus cargos, ni entregarán voluntariamente sus cuellos a ninguna otra autoridad, ni cederán sus privilegios e intereses mientras no exista un equilibrio de poder que los obligue a hacerlo.

Por lo tanto, la lucha de clases en su naturaleza no se resuelve mediante una simple solicitud o apelación moral, o a través de confiar en la conciencia.

Por su parte, las fuerzas patrióticas no movieron un dedo ni trabajaron para obtener el equilibrio de poder el cual amenaza los intereses de los partidos del poder que han crecido dentro de los confines del sistema sectario vigente desde hace cien años y el cual se encuentra encaminado hacia una muerte paulatina en medio de sucesivas crisis y a costa de los pobres de todas las sectas y religiones.

Ahora nos preguntamos: ¿Unirán las fuerzas patrióticas su lucha en torno a un programa unificado que ilumine el camino para las personas afectadas por el sistema sectario y constituya el primer paso en el camino del deseado cambio nacional laico y democrático?

Por lo tanto, si las fuerzas nacionales no se apresuran a organizar sus filas, unificar su lucha y asegurar sus exigencias, las fuerzas sectarias de la autoridad responderán con entusiasmo y así los corruptos permanecerán en paz sin preocupación.

Resultados positivos:

A pesar de sus fracasos y no lograr sus objetivos, pero ese levantamiento ha representado un acontecimiento muy importante en la historia del Líbano. Fue una oportunidad para restaurar la confianza, el entusiasmo, la conciencia, el sentido de responsabilidad y la actividad dentro de cada partido nacional y reveló al público los peligros para el futuro de la nación  si se continuara con el sistema sectario.

A demás, el pueblo se atrevió a enfrentar a autoridad corrupta, haciéndolos  centrarse en el papel de los bancos, los tiburones del dinero y el gobernador del Banco del Líbano, Riad Salameh, quienes llevaron al país hacia el colapso económico con el fin de lograr objetivos extranjeros. Este gobernador apoyado por los estadounidenses y defensor de los políticos y algunos clérigos es la caja negra de las bandas de corrupción, y él sabe a través de su plan financiero aplicado quién robaba y quién contrabandeaba dinero hacia el exterior.

En conclusión, el sistema sectario es moribundo, mientras, los partidos sectarios del poder difieren sobre las principales opciones regionales e internacionales y dependen de ellas, hecho que complica los esfuerzos de la solución. Por lo tanto, las fuerzas patrióticas que han acumulado una amplia experiencia durante el curso del levantamiento deben tomar su decisión y construir su disposición para que el Líbano esté bajo su control patriótico en lugar de estar frente a un  peligro inminente y abismal…

Las ideas y opiniones expresadas en este artículo son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen
Ismail Ibrahim

Escritor libanés y analista de política árabe e internacional

Estados Unidos y su guerra a través de terceros

En esta guerra Estados Unidos ha utilizado organizaciones que operan bajo su mando, entre ellas...

¿Qué hay detrás de los “chalecos amarillos”?

En Francia hay un movimiento de múltiples procedencias y sería simplista y poco realista decir...

Irán rebelde, para disgusto de EE.UU.

Desde el derrocamiento del régimen del Sha de Irán en 1979, las relaciones entre Estados Unidos...

El Líbano: intereses, conflictos y renovación del sistema confesional

La Constitución del Líbano tiene una larga historia que data desde la época de los otomanos y el...

La administración estadounidense y su política hostil hacia el pueblo palestino

Las posiciones del presidente estadounidense Donald Trump han estado marcadas por una escalada...

(Israel) y EEUU extenderán su cooperación científica a los territorios ocupados.

(Israel) y EEUU extenderán su cooperación científica a los territorios ocupados

El canciller ruso, Serguei Lavrov.

Canciller ruso se pone en aislamiento tras contacto con paciente de Covid-19

Turquía tiene derecho a tomar nuevas medidas en Siria, según Erdogan

Turquía tiene derecho a tomar nuevas medidas en Siria, según Erdogan

El ministro del Petróleo de Irán, Bijan Namdar Zanganeh.

Ministro iraní desestima sanciones de EE.UU. contra sector petrolero y funcionarios

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía.

Turquía responderá a las caricaturas de Erdogan en Charlie Hebdo

Jeanine Áñez pide a EEUU 350 visas para sus ministros

Bolivia: ¿Tiempo de fuga? Áñez pide a EEUU 350 visas para sus ministros

Jeanine Áñez, exgobernante de facto de Bolivia.

Aprueban juicio contra presidenta de facto en Bolivia por masacres

La joven de 18 años, Hallel Rabin.

Apresan a una joven israelí por negarse a ser soldado del ejército

Mercenarios israelíes participaron en fallida invasión a Venezuela

Mercenarios israelíes participaron en fallida invasión a Venezuela

Mufti de Damasco y su campo, Cheikh Adnan Afiouni.

Muere el Mufti de Damasco al estallar una bomba en su coche

Temas relacionados

Apresan a una joven israelí por negarse a ser soldado del ejército

Hallel Rabin, de 18 años, ha sido encarcelada dos veces y será encerrada por tercera vez con la...

Muere el Mufti de Damasco al estallar una bomba en su coche

Por medio de un comunicado, el Ministerio sirio de de Asuntos Religiosos (Awqaf) lamentó el...

Vaticinios si Trump lograra un segundo mandato en EE.UU.

En un segundo mandato, Donald Trump socavaría el estado de derecho por el capricho presidencial,...

Militares iraníes refuerzan posiciones defensivas por el conflicto en...

Las Fuerzas Armadas de Irán están consolidando sus posiciones defensivas en las zonas del país...

Ataque aéreo ruso elimina al menos 40 terroristas en la provincia siria...

El bombardeo, según detallan las fuentes, se produjo en el monte Dweileh cerca de la ciudad de...