Por estos motivos, Biden podría recurrir a la opción militar con Irán

Es poco probable que Biden acepte las condiciones de Irán para volver al acuerdo nuclear y tal vez amenace con recurrir a una operación militar con el fin de obligarla a renunciar a algunas de sus condiciones, por lo que es posible que estemos ante el escenario de una escalada militar en la próxima etapa.

  • Por estos motivos, Biden podría recurrir a la opción militar con Irán
    Por estos motivos, Biden podría recurrir a la opción militar con Irán

Hay varios expedientes urgentes que esperan ser atendidos por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a su ingreso a la Casa Blanca, además del inesperado expediente que recién surgió relacionado con las repercusiones de la nueva locura de Trump a raíz del impacto causado por su pérdida de las elecciones; Biden tratará de enfrentar ese expediente abordando la tensión popular y la brusca división que puede conducir a una guerra civil, además, por supuesto, de la segunda parte del mismo, relacionado con la restauración de la imagen de la democracia en los Estados Unidos. 

También hay un segundo expediente que contribuyó de manera efectiva al triunfo de Biden frente a Trump, y es el expediente del virus Corona y sus desastrosas consecuencias, en cuanto al brote del virus y el fracaso de las políticas para enfrentarlo, y al parecer será un  expediente que necesita ser abordado a la brevedad posible.

Esto no quiere decir que será suficiente para la administración del presidente Biden abordar únicamente estos dos expedientes que urgen, porque hay muchos otros expedientes relacionados con la política exterior y el enfrentamiento estratégico sin precedentes con China y Rusia en lo que respecta a la carrera armamentista o la pugna económica, además del expediente relacionado con la restauración de la confianza de los aliados con Washington, una relación que Trump logró con éxito colocarla en su nivel más bajo en la historia de las relaciones de Estados Unidos con el mundo exterior, específicamente con la Unión Europea y la OTAN.

Los expedientes antes mencionados son importantes, y esperan por la administración Biden para que sean atendidos, pero parece que hay un expediente de excepcional importancia que ha comenzado a avanzar obteniendo prioridad y destacándose por sobre los demás y que al parecer tiene una gran influencia en muchos de los expedientes previamente mencionados, y es el de la restauración de la confianza entre la comunidad internacional y Estados Unidos; aquí se hace referencia al expediente del acuerdo nuclear con Irán, que se ha comprobado junto con el curso tomado por Trump, que es fundamental en la formación del sistema político global vinculado a las bases de compromisos y acuerdos auspiciados por las Naciones Unidas, y la necesidad de respetarlos y acatarlos, como punto de apoyo de las llamadas leyes internacionales, normas y relaciones equilibradas entre pueblos y naciones.

En cuanto a este expediente (el acuerdo nuclear con Irán), se aceleran las señales, declaraciones, insinuaciones e intentos de palpar el pulso entre la mayoría de las partes vinculadas e interesadas directa o indirectamente con el mismo, de forma que sugiere que estará sobre la mesa de discusión internacional inmediatamente a los pocos días después de la toma de posesión el 20 de enero.  

El presidente Biden confirma su disposición a volver al acuerdo nuclear con Irán, pero lo expresó de manera explícita: “será difícil, pero la respuesta es sí”; y según lo citó el New York Times, él quiere ampliar el alcance del acuerdo nuclear para que abarque a países vecinos de Teherán, como Arabia Saudita y los Emiratos, de modo que las palabras de su asesor de seguridad nacional Jake Sullivan marcan un giro que tiene mucha importancia y trascendencia, cuando señala: “la administración Biden no está en contra de volver al acuerdo nuclear suscrito por Irán con el grupo de los cinco más uno (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania), pero el tema de los misiles debe estar sobre la mesa”.

De parte de Teherán, y comentando la propuesta de Biden de ampliar el acuerdo para incluir países vecinos de Irán, como Arabia Saudita y los Emiratos, la respuesta iraní fue clara señalando que ninguna parte tiene nada que ver con el acuerdo nuclear, respondiendo de manera explícita a los países que habían normalizado sus relaciones  con “Israel” y que se han atrevido a presentarse como un nuevos jugadores en la esperada mesa de Biden  para el acuerdo nuclear: “todos deberían hablar conforme a su dimensión”.

En seguimiento al criterio permanente que tiene Teherán de estos expedientes: el acuerdo nuclear, los misiles, la influencia en el Golfo y la región, la seguridad de los cruces marítimos en particular, y la seguridad de toda la región en general, existen premisas firmes que Irán ha expresado y expresa continuamente, y son:

  • La negativa de Irán para negociar el acuerdo nuclear, considerando que este tema ha culminado y ha logrado su parte de la larga y ardua negociación  superando su principal obstáculo, además de las abusivas e injustas sanciones en su contra y la falta de confianza en el compromiso de Washington con cualquier acuerdo nuevo o modificado si accede a reconsiderarlo (reiteradamente).
  • La postura de “Israel” y su vieja - nueva relación con estos países “vecinos” que solicitan participar del acuerdo nuclear constituye un obstáculo para cualquier discusión sobre estos delicados temas relacionados con la seguridad nacional iraní o la seguridad del eje de la resistencia, ya que Teherán considera que no tiene ningún interés junto con el eje que lidera en cualquier discusión o negociación, en la que sus partes aparentes sean los estados del Golfo, siendo “Israel” su verdadero líder (en cuanto a la discusión y negociación).

En términos de la nueva administración estadounidense, y hablando  objetivamente, es ilógico que la administración Biden continúe con la misma estrategia vacilante y mantenga la misma posición en este choque internacional poco claro, que mantiene en gran medida un patrón desequilibrado de relaciones internacionales, no solo en las relaciones entre Estados Unidos e Irán; Biden creará inevitablemente una nueva dinámica a nivel internacional, diferente a la estrategia de Trump, que estuvo representada por sanciones, presiones económicas y diplomáticas, dando la espalda a las obligaciones internacionales.

Por lo tanto, no se debe esperar que Biden retorne el acuerdo nuclear en los términos de Irán, ya que no se puede descartar su inclinación a ejercer presiones distintas a las de “Trump” que pueden incluir las amenazas con una operación militar, con el objetivo de obligar a Teherán a que deje de lado algunas de sus condiciones y presionarla para que acepte revisar el tema de sus misiles balísticos, y por supuesto, Irán no lo consentirá; si bien Irán siempre incluye esta posibilidad en su estrategia militar y de disuasión, por supuesto que no la consentirá; por lo tanto, no sería improbable que Biden recurriera a una opción militar.

Esta posible, la opción militar estadounidense podría encontrarse en un punto medio entre un amplio ataque militar y una operación limitada, como la de asesinar a ciertos líderes iraníes o atacar una o más instalaciones nucleares iraníes, y puede ser que Washington lance un gran ataque aéreo, contra la mayoría de las instalaciones de misiles balísticos, teniendo cuidado en lo posible  de no causar pérdidas humanas, de modo que este ataque coincida con una movilización diplomática internacional, especialmente alemana, francesa y británica, para frenar las repercusiones del ataque y partir desde  una nueva postura hacia una nueva negociación basada en:

Primero: volver al acuerdo nuclear con todos sus componentes, como lo desea Teherán, con un punto básico relacionado con la derogación y suspensión de toda forma de sanciones contra Irán, que constituirán puntos aceptables para Irán y que siempre los ha exigido.

Segundo: abrir un canal de negociación paralelo relacionado con la fuerza misilística de Irán, después de haber destruido gran parte su potencial, con una postura tímida e indecisa de parte de China y Rusia, no muy alejada de la maniobra estadounidense, con el objetivo de poner fin a este enfrentamiento internacional-regional.

Tercero: la inclusión de algunos países del Golfo en el marco de las negociaciones de misiles iraníes y la influencia de Teherán en la región (el eje de la resistencia), bajo el título de negociar  la seguridad de la región, un tema que Teherán no había rechazado en primer lugar y más bien siempre lo ha exigido, y ha intentado tratarlo reiteradamente con los países vecinos.

Queda la pregunta: ¿Cuál sería la posición y la estrategia a adoptar por Irán para enfrentar esta posibilidad (un ataque estadounidense limitado dirigido contra a algunas de sus instalaciones de misiles), a través del cual Washington quiere abrir la puerta a una negociación amplia, después de que retorne a la implementación de sus obligaciones en cuanto a  los términos completos del acuerdo nuclear, y después de que cancele todas sus medidas relacionadas con las sanciones contra Irán? 

Las ideas y opiniones expresadas en este artículo son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen
Charles Abi Nader

General de brigada retirado del Ejército libanés.

¿Cuál es la dimensión estratégica del ataque a "Aramco" en Jeddah?

El reciente ataque a una de las instalaciones más importantes de Saudi Aramco, en Jeddah, en el...

¿Cuál es el límite de cualquier aventura militar de Trump en el Medio Oriente?

La mayoría de los observadores estadounidense hablan de la posibilidad de que el presidente de...

Entre el “Guardian de al Quds” y “Al Mayadeen” ... Esto es lo que nuestra nación necesita

Trabajo insigne el que realiza “al Mayadeen", dándole a conocer a los musulmanes, en el sagrado...

Lo común en dos mensajes de seguridad a EEUU y a (Israel)

¿Qué tienen en común los dos mensajes de Hizbullah a (Israel) y del Cuerpo de Guardianes de la...

¿Por qué se le hace difícil a la coalición saudí detener su agresión contra Yemen?

¿Por qué Arabia Saudita evade tomar una decisión inevitable? ¿Cuáles son las implicaciones de su...

Vacuna Soberana 02 de Cuba es tendencia mundial

Vacuna Soberana 02 de Cuba es tendencia mundial

Medio israelí: Irán atacó barco israelí para presionar a la administración Biden.

Acusan a Irán de ataque a barco israelí en el Golfo de Omán

Denuncian preparativos de "Israel" para atacar Irán

Denuncian preparativos de "Israel" para atacar Irán

Al Mayadeen publica nuevas escenas del sitio atacado por EE.UU. en Siria.

Al Mayadeen publica nuevas escenas del sitio atacado por EE.UU. en Siria

El Comandante del Comando Central de Estados Unidos, el general Kenneth Frank McKenzie.

Temas relacionados

Ministro israelí: los iraníes resistieron durante cuatro años las...

"La actual administración tiene como base una visión equivocada. Nosotros estamos luchando por...