El cargamento de Nitrato en Al Bekaa: ocho datos de información

La semana pasada, un camión cargado con nitrato de amonio fue detenido en el valle del Bekaa en el este del Líbano, pero el escándalo que provocó no se ha detenido; he aquí un número de observaciones básicas.

  • El cargamento de Nitrato en Al Bekaa: ocho datos de información
    El porcentaje de concentración de nitrógeno (azote) (34,7) en el nitrato de al  Bekaa concuerda con el porcentaje de concentración de nitrógeno (34,7) en el nitratos que se encontraba en el puerto

La mañana del día jueves, se movilizaron las fuerzas de seguridad libanesas, con el fin de detener un camión cargado con nitrato de amonio, esto fue seguido de una medida judicial y política expresada por la inspección en situ del camión por el ministro del Interior libanés, antes de que este se reuniera con el primer ministro Najib Mikati con este fin; al comienzo de su cobertura del evento, el sitio web del primer ministro, “Líbano 24”, indicaba literalmente el hecho de haberse revelado “una nueva información de parte de los cuerpos de seguridad” señalando que "el nitrato de amonio confiscado pertenece originalmente de dos personas muy conocidas de la región, una de los cuales estuvo involucrado en un escándalo que tenía que ver con sus negocios, hecho que lo impulsó a vender esta cantidad a un comerciante de la familia al Solh de Baalbek”.

En consecuencia, el primer ministro libanés recibió a su ministro del Interior a su regreso del Valle de al Bekaa, para conocer detalles sobre los resultados de las investigaciones preliminares, antes de que el sitio web del primer ministro confirmara que el nitrato de amonio incautado pertenecía a dos personas, una de las cuales estuvo involucrado en una polémica relacionada con sus negocios recientemente.

Semanas antes de eso, el 16 de agosto, específicamente cuando las fuerzas de seguridad allanaron la finca de los Saqr (uno de ellos dirigente en las Fuerzas Libanesas, el otro simpatizante y apoya a las Fuerzas), encontraron una gran cantidad de nitrato y fertilizantes subvencionados almacenados con fines comerciales.

La cantidad almacenada era suficiente para cubrir las necesidades del mercado libanés por varios años y con el levantamiento de los subsidios, quedó claro que aquellos que monopolizan las importaciones y el almacenamiento con el precio subsidiado, obtendrán ganancias financieras enormes al vender el producto al precio no subsidiado, lo cual aumenta el costo para el agricultor y aumenta los precios de los productos para el ciudadano, hecho que motivó a la Fiscalía Pública Financiera a introducir una demanda contra los Saqr.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad (que emiten un reporte detallado toda vez que allanan un depósito de medicinas, alimentos o combustible) se negaron a emitir un reporte detallado de lo incautado y no anunciaron los resultados de los exámenes de laboratorio en cuanto al porcentaje de nitrógeno contenido en el nitrato almacenado, para saber si se utiliza exclusivamente para la agricultura o tiene otros usos; nunca, a pesar de todas las peticiones, se señaló si existía o no concordancia en cuanto a la calidad entre el nitrato confiscado a los Saqr y el nitrato del puerto, dado que una gran cantidad de el nitrato del puerto había sido robada antes de la explosión. 

En cuanto a las “Fuerzas Libanesas”, que por lo general se apresuran a amenazar con demandar a cualquiera que las mencione fuera del alcance de la propaganda dirigida, han guardado un sospechoso silencio con respecto al nitrato, para no permitir que se ahonde más sobre el tema, y buscaron “sortear el asunto” por todos los medios posibles. 

La semana pasada, se dispuso de datos sobre la movilización de un camión cargado con nitrato en la región de al Bekaa, por lo que, las fuerzas de seguridad se movilizaron rápidamente para detenerlo y trasladarlo, según indicaciones de la comandancia central, a un paraje alejado de los barrios residenciales, y en medio del gran alboroto que provocó la detención del camión, se pudieron anotar observaciones esenciales: 

Primero, quien investiga, hace seguimiento y persigue el caso es la Subdivisión de Información de las Fuerzas de Seguridad Interna, y es una rama en la que se supone confían las “Fuerzas Libanesas”, el “Movimiento Futuro” y la sociedad civil, y ellos consideran que esta no puede “inventar guiones”, “fabricar historias” o “filtrar información” engañosa”, como lo señala el ejército electrónico pertenecientes a las “Fuerzas Libanesas” en los medios en defensa de sí mismos. 

Segundo, es muy normal que Maroun al Saqr diga a estas alturas que no tiene nada que ver con el nitrato confiscado, más bien no es normal que diga lo contrario; no cabe duda de que las “Fuerzas Libanesas” están movilizando todos sus contactos externos e internos para ejercer la presión necesaria con el fin de comprobar su afirmación, porque probar la acusación en su contra derriba todo lo edificado desde la explosión del puerto hasta hoy.

Tercero, la concentración de nitrógeno (azote)  (34,7) en los nitratos de al Bekaa es la misma que la concentración de nitrógeno (34,7) en los nitratos del puerto, y se está a la espera de que las investigaciones decidan muy pronto si la huella industrial del nitrato de Baalbek es la misma que la del nitrato del puerto: el mismo fabricante y el mismo país de origen; aquí tampoco existe una autoridad confiable que examine el trabajo de los servicios de seguridad para verificar la certitud de lo que van a anunciar. 

Cuarto, la verificación de los servicios de seguridad mostró, que el almacenamiento no se remonta a más de dos años, ya que el nitrato se vació hace menos de dos años de las bolsas viejas a unas nuevas.

Quinto, el lugar donde las fuerzas de seguridad aparcaron el camión provocó mucho desconcierto, porque los medios y los activistas de las “Fuerzas Libanesas” vinculan a “Hezbollah” con el lugar donde las fuerzas de seguridad estacionaron el camión, lo que requiere de una advertencia de que la ruta del camión y el lugar de su detención, son diferentes al lugar donde lo habían estacionado las fuerzas de seguridad. 

Sexto, el sitio web “Asas Media” del exministro del Interior Nuhad al Mashnouq indicó, en el contexto de hacerle un seguimiento a la noticia, que “el nitrato confiscado solo puede ingresar legalmente con una licencia del ministerio de Defensa o ilegalmente desde Siria, país que fabrica estos materiales”, lo anterior no es un detalle ordinario publicado por el sitio web de al Machnouq, ya que se estableció una teoría “muy difundida” para convencer a la opinión pública después de la explosión del 4 de agosto de que alguien había importado este nitrato en beneficio del régimen sirio, y se nota en el sitio web del diputado Nuhad al Machnouq, quien expresa una hostilidad extrema hacia Siria, ha señalado hoy que “Siria fabrica estos materiales”. 

Una vez más, es el sitio de Nuhad al Mashnouq (padre de Saleh al Machnouq) quien habla está esta vez, no los sitios de la web afiliados al equipo de la resistencia, este sitio es el que confirma lo que ya es algo cierto, de que Siria fabrica nitrato de amonio, y que ni Siria ni sus aliados tienen la necesidad de pasar penurias para importarlo, o robarlo o almacenarlo en el puerto de Beirut, a diferencia de los grupos takfiri como (el Frente al Nusra) que estaban posicionados en al Bekaa y utilizaban el nitrato de amonio para fabricar artefactos explosivos.

Séptimo, las investigaciones de la Subdirección de Información confirmaron la existencia de una mecha de combustión lenta que se utiliza con el nitrato en la voladuras de rocas en las canteras, hecho que confirma el uso del nitrato a gran escala en trituradoras y canteras y su importación o robo del depósito número 12 para tal fin, a la luz de la gran influencia de los dueños de canteras, algunos de los cuales son líderes políticos; y es una de las hipótesis que algunos partidos políticos intentan refutar desde el primer momento de la explosión, con el fin de mantener solo la acusación política, al señalar que el nitrato de amonio se utiliza exclusivamente en la fabricación de explosivos, y si el responsable de mantenerlo en el puerto con el fin de robarlo posteriormente para querer utilizarlo en la fabricación de explosivos, entonces solo habría dos acusados: “Hezbollah” y los grupos takfiri; pero si el responsable de mantener guardado el nitrato en el puerto tiene como fin sustraerlo para querer usarlo en las canteras, entonces habría muchos acusados. 

Octavo, la cantidad incautada representa una grave amenaza para la seguridad de al Bekaa, pero el gobierno, el poder judicial y los cuerpos de seguridad se ocupan del almacenamiento del nitrato con la misma ligereza con la que se ocuparon del almacenamiento del combustible, sin tener en cuenta lo que podría haber ocurrido si se produjera una explosión, es como si el crimen del puerto no hubiera sucedido, aunque las leyes son claras al respecto.

Lo cierto en este contexto, es que la coincidencia en la calidad entre el nitrato del puerto con el nitrato de al Bekaa, debería remitir  inmediatamente el expediente del camión detenido, al despacho del investigador judicial a cargo del crimen de la explosión del puerto, Tariq al Bittar; en este contexto, no se puede entender la demora de más de tres días de este último en intervenir, para solicitar que se le entregue el expediente y supervisar las investigaciones con la parte interesada, sobre todo porque saber quién robaba el nitrato del puerto, es como sostener la punta de un hilo que podría conducir a quién estaba trabajando para mantener el nitrato en el deposito número 12, para seguir robándolo y venderlo, ya sea a los grupos takfirís o a los propietarios de las canteras, el caso planteado hoy es más grande que los hermanos al Saqr y sus “Fuerzas Libanesas”.

El caso podría sacar la investigación sobre la explosión del puerto de los estrechos pasadizos de la politica  y del ajuste de cuentas, para comenzar desde el lugar correcto: si el sitio web de al Mashnouq (Asas Media) dice que Siria fabrica nitrato de amonio, ¿Por qué el equipo político de al Mashnouq planteó, algo diferente? ¿Para proteger a quién? ¿Quién trajo el nitrato de amonio? ¿Quién hizo todas las gestiones necesarias con las instituciones judiciales y los cuerpos de seguridad para mantener el nitrato de amonio en el deposito numero 12? ¿Quién robaba del depósito numero 12? ¿Por qué Tariq al Bittar sigue observando desde lejos? Y lo más importante: ¿Quien posee la credibilidad necesaria para supervisar el trabajo de los cuerpos de seguridad y judiciales, que sin duda han mostrado un gran coraje hasta ahora en este expediente? Pero para refutar la narrativa que fue comercializada por los medios financiados por Arabia Saudita minutos después de la explosión del puerto, requiere de estos mucho más que este coraje.

Las ideas y opiniones expresadas en este artículo son las de los autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de Al Mayadeen
Ghassan Saud

Escritor y analista político libanés

Tarek Bitar, la explosión del puerto de Beirut y los escándalos de la investigación

Cuando el juez Tarek Bitar fue designado como investigador forense en el crimen de la explosión...

Washington: es hora de poner fin a la estabilidad en el ámbito de la seguridad en el Líbano

Hoy, abundan los datos que demuestran que Estados Unidos, contrariamente a todos lo que se...

¿Quieren las potencias extranjeras que se forme un gobierno en el Líbano?

Fuentes confiables han confirmado que Francia está de acuerdo con la formación de un gobierno lo...

Temas relacionados

El anuncio de Nasrallah sobre el número de combatientes de la...

Es un mensaje disuasorio dirigido al exterior más que al interior, específicamente al maestro...

Nasrallah: No dejaremos la sangre de nuestros mártires en el suelo y...

En su discurso televisado este lunes, el secretario general de la Resistencia libanesa analizó...

Dividir y conquistar: el camino imperialista

¿Cómo intenta Estados Unidos provocar deliberadamente guerras civiles en Iraq, Afganistán y Líbano?

Ain Al Rummaneh: de Beirut a Canberra

¿Cómo está ejerciendo presión el pacto sioamericano (sio: sionista) sobre el Líbano? y ¿cómo...

Resistencia libanesa es una fuerza política importante en El Líbano,...

"El desastre de la explosión del puerto de Beirut estuvo vinculado al deseo de algunos de lograr...