Potencias europeas convocan a reunión urgente sobre asunto nuclear iraní

En una declaración conjunta, los ministros de Relaciones Exteriores de los signatarios europeos del acuerdo nuclear pidieron a Irán que regrese al "pleno cumplimiento del PAIC (Plan de Acción Integral Conjunto) sin más demora", luego que el Organismo Internacional de Energía Atómica confirmó que el país superó los límites establecidos en el acuerdo.

Potencias europeas convocan a reunión urgente sobre asunto nuclear iraní.

Francia, Alemania, Reino Unido y el Alta Representante de la Unión Europea (UE) expresaron su "profunda preocupación" por la decisión iraní de elevar los niveles de enriquecimiento de uranio más allá de los límites acordados y convocaron a una reunión urgente de una comisión conjunta para tratar el asunto.

En una declaración conjunta, los ministros de Relaciones Exteriores de los signatarios europeos del acuerdo nuclear pidieron a Irán que regrese al "pleno cumplimiento del PAIC (Plan de Acción Integral Conjunto) sin más demora", luego que el Organismo Internacional de Energía Atómica confirmó que el país superó los límites establecidos en el acuerdo.

"Irán ha declarado que desea mantenerse dentro del (PAIC), entonces debe actuar como corresponde y revertir estas actividades", señalaron.

"Estos asuntos de cumplimiento deben abordarse dentro del marco del PAIC y se debe convocar con urgencia una comisión conjunta", añadieron.

El lunes, el vocero de la Organización de la Energía Atómica de Irán anunció que Irán elevó el enriquecimiento de uranio a 4,5 por ciento, con lo que superó el umbral de 3,67 por ciento fijado por el acuerdo nuclear de 2015, informó la agencia noticiosa oficial IRNA.

Un año después de la retirada unilateral de Estados Unidos del acuerdo nuclear, Irán se retiró de parte del acuerdo nuclear el 8 de mayo y amenazó con realizar más acciones si no se pueden garantizar sus intereses como parte del pacto.

Al mismo tiempo, Irán fijó un plazo de 60 días, hasta el 7 de julio, para que los europeos ayudaran a la República Islámica a cosechar los beneficios económicos del acuerdo.

Sin embargo, Irán dijo que los europeos no tomaron medidas "prácticas" para garantizar los intereses económicos de Irán de conformidad con el acuerdo.