Defensa iraní tilda de "acto de piratería" retención por Reino Unido de petrolero Grace I

Durante su discurso en la televisión estatal, el ministro de Defensa de Irán, Amir Hatami, advirtió que su país no toleraría lo que calificó de un “robo marítimo”.

Defensa iraní califica incautación británica del petrolero iraní como un "acto de piratería".

El ministro de Defensa de Irán, Amir Hatami, tildó de "acto de piratería" la detención por el Reino Unido del petrolero Grace I en Gibraltar y advirtió que constituye una acción amenazadora e incorrecta.

Durante su discurso en la televisión estatal, Hatami advirtió que Irán no toleraría lo que calificó de un “robo marítimo”.

“Recientemente, el gobierno británico, en un movimiento provocativo, se apoderó de un petrolero operado por Irán frente a las costas de Gibraltar, que va en contra de las regulaciones internacionales y los compromisos de los signatarios europeos con el acuerdo nuclear”, señaló Hatami.

El ministro iraní también se refirió al derribo de un dron estadounidense el mes pasado, y aprovechó la ocasión para reiterar el mensaje a Washington de que Teherán está preparado para defender sus fronteras.

Al mismo tiempo, dejó en claro que la nación islámica no está interesada en una guerra contra ningún país.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán declaró que el petrolero no estaba en camino a Siria y que ningún puerto sirio podría atracar el barco.

La Cancillería se comprometió a tomar una serie de acciones políticas, diplomáticas y legales en relación con la incautación del petrolero por parte del Reino Unido.

El vicecanciller iraní, Abbas Araqchi, ratificó que “al contrario de lo que afirman las autoridades británicas, el petrolero no se dirigía a Siria”.

También hizo hincapié en que nadie le había otorgado al Reino Unido el derecho a apoderarse del petrolero en aguas internacionales, y que al hacerlo estaba participando en un acto de piratería.

Mientras un comandante superior de la Guardia Revolucionaria iraní advirtió que el CGRI podría secuestrar a un petrolero británico si un barco iraní detenido en Gibraltar no se liberaba de inmediato.

Una declaración emitida por la Cancillería iraní condenó la incautación del petrolero como “una forma de piratería”, lo que demuestra que Londres está repitiendo “las políticas hostiles de los Estados Unidos”.

Poco después, el Ministerio convocó a su embajador del Reino Unido por el incidente y le entregó documentos que demostraban que el petrolero se dirigía a un destino permitido.

La retención también fue condenada por Moscú, lo que subraya que va en contra de la adhesión de los signatarios de la Unión Europea (UE) al acuerdo nuclear de 2015 en Irán.

La oficina de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, elogió las acciones de los Royal Marines, y agregó que la incautación envió un “mensaje claro” de que Londres no toleraría la violación de las sanciones de la UE contra Siria.

El Asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, John Bolton, apodó la confiscación como “excelentes noticias”. Señaló que EE.UU. y sus aliados continuarán impidiendo que Teherán y Damasco se beneficien del comercio del petróleo.

Mientras tanto, la Corte Suprema de Gibraltar extendió la detención del petrolero iraní durante dos semanas, refiriéndose a las sanciones de la UE contra Siria.