Inteligencia de EE.UU. se asocia a grupos humanitarios para monitorear a Corea del Norte

La Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial (NAG), que mapea la superficie de la tierra con datos de drones, satélites y otras naves aéreas, proporcionará imágenes crudas, revisión de expertos y el uso de una aplicación digital ya publicada y una plataforma de publicación para varias organizaciones sin fines de lucro. 

  • Soldados norcoreanos hacen su guardia en las inmediaciones de las orillas del río Yalu, en la ciudad norcoreana de Sinuiju. Foto: AFP/Getty Images
Las primeras alianzas se enfocarán en Corea del Norte, dijo Chris Rasmussen, analista de inteligencia militar de larga data y experto en datos con NGA, a Foreign Policy.

El NGA mapea todo, desde los datos de la costa hasta los confines del Ártico; algunas de esas imágenes y esos mapas ya son públicos. Pero rara vez el gobierno de EE.UU. comparte imágenes del régimen aislado del líder norcoreano Kim Jong Un, y mucho menos el análisis de sitios de una agencia de inteligencia allí.

La decisión de trabajar con las ONG para poner de relieve los abusos contra los derechos humanos cometidos por el régimen en Pyongyang se produce en un momento crítico. 

La administración Trump ha trazado un curso de confrontación con Kim sobre su programa nuclear, y la comunidad de inteligencia ha intensificado su enfoque en el país.

Rasmussen no quiso mencionar con qué socios específicos trabajará NGA, y apuntó que los acuerdos aún no se han formalizado.

Rasmussen recientemente presentó el programa, muchos meses en proceso, al Intelligence Community Transparency Council, que se creó después de las filtraciones de Edward Snowden en 2013. Mientras que NGA se negó a describir detalles sobre los problemas que ayudaría a las organizaciones externas a estudiar, hay numerosas preocupaciones por los derechos humanos en Corea del Norte.