Fuerzas de ocupación israelíes ordenan cierre de Medios de Comunicación

Con el pretexto de "incitar y apoyar operaciones terroristas". Las fuerzas de ocupación israelíes cierran empresas que proporcionan servicios de información.

Las fuerzas de ocupación israelíes ordenaron el cierre de la sede de las empresas que prestan servicios de información en Nablus, Hebrón y Ramallah. Foto: AlMayadeen.net

La corresponsal de Almayadeen en Palestina ocupada, informó  que las fuerzas de ocupación israelíes cerraron una serie de oficinas y empresas en Belén y Khalil.

El cierre de las instituciones que prestan servicios de información, ha tenido el pretexto de incitación y apoyo a las operaciones terroristas, continúa informando.

A su vez, los medios de comunicación palestinos citaron fuentes locales, que anunciaban el cierre por parte de las fuerzas de ocupación, de las sedes de las empresas  en Nablus, KHALL y Ramallah.

"PAL media", "RAM SAT" y "Trans media" son las empresesas que permanecerán cerradas por 6 meses.

El director de "PAL media" explicó que la compañía proporcionó servicios a los canales de Almayadeen, Rusia Today, Francia-24, Manar,  Canal al-Quds y la CNBC Arab.

La decisión de cierre se produjo después de que irrumpieran en sus instalaciones y confiscaran el su equipo "de una manera bárbara", tal como lo refieren algunas fuentes.

Imagen tomada de AlMayadeen.net
Asimismo, se ha dico que las empresas son arrendadas a los canales "CANAL AL QUDS" y "Palestina Today", y el cierre podría estar bajo el pretexto de la incitación.

Las fuentes también señalaron que una fuerza militar israelí allanó el edificio al Maha en la ciudad de KHALL, que cuenta con varias oficinas de diversas instituciones y canales de medios.

El ejército de ocupación israelí informó en una declaración, que fue colgada en la puerta de la sede, tras el cierre de la sucursal una especie de amenaza de mandar a "investigar y arrestar" a todos los que contravenga la orden.

El ejército ha advertido a los dueños de las tiendas de la zona que "ayudar al terrorismo" es "arriesgar su sustento".

Por su parte, el frente popular para la liberación de Palestina (FPLP) consideró que el allanamiento de las fuerzas de ocupación israelíes a las empresas de medios y producción palestinas, así como la confiscación y sellado de sus equipos, es un intento fallido de asesinar la verdad y la voz libre que revela y expone los continuos crímenes de ocupación contra el pueblo palestino.

El Frente expresó su plena solidaridad con los medios de comunicación, llamando a todos: "incluyendo las fuerzas de nuestro pueblo y diversas instituciones y medios de comunicación, para alcanzar la más amplia solidaridad posible".

De igual forma el Frente, instó a la comunidad  e instituciones internacionales, encabezadas por la Federación Internacional de periodistas, a condenar, enjuiciar y contrarrestar esas prácticas delictivas contra los medios de comunicación y los periodistas.