Irán será en tres meses un gran productor de vacunas contra COVID-19

En reunión del Comité Nacional para el Manejo y la Lucha contra el Coronavirus, en Qazvin, al noroeste de Teherán, la capital, el ministro de Salud, Said Namaki, adelantó este lunes que Teherán podrá exportar a todos los países sus propias vacunas contra la COVID-19.

  • El ministro iraní de Salud, Said Namaki.
    El ministro iraní de Salud, Said Namaki.

El ministro iraní de Salud, Said Namaki, informó que Irán se convertirá dentro de tres meses en uno de los mayores productores de vacunas contra la COVID-19 a nivel mundial.

.- Experto en microbiología afirma que mutaciones del coronavirus demorarán la recuperación

En una reunión del Comité Nacional para el Manejo y la Lucha contra el Coronavirus, en Qazvin, al noroeste de Teherán, la capital, Namaki adelantó este lunes que Teherán podrá exportar a todos los países sus propias vacunas contra la COVID-19.

Asimismo, celebró el avance de las compañías farmacéuticas iraníes en la producción de la vacuna contra el nuevo coronavirus.

“La vacuna COVIRAN Barekat ha superado con éxito la primera fase de las pruebas clínicas, mientras que Razi y otros institutos farmacéuticos comenzarán pronto la primera etapa de pruebas”, destacó.

Aseguró que otra vacuna nacional, desarrollada por el prestigioso Instituto Pasteur, a la que ha descrito como una de las más efectivas de producción nacional, entrará en el mercado a finales de abril.

Namaki condenó a Estados Unidos por imponer “las sanciones más duras y crueles de la historia a Irán pese a la pandemia” y denunció que los embargos impiden el acceso de Irán a medicamentos y suministros necesarios para combatir la enfermedad.

Según prevé el ministro de Salud, la mayoría del personal de salud, los grupos vulnerables y personas con sistema inmune debilitado serán vacunados hasta el próximo mes de agosto con el fármaco ruso Sputnik V y otro de fabricación china. Luego se aplicarán las vacunas iraníes para el resto de la población, añadió.

A finales del año pasado, las autoridades iraníes afirmaron que el país tiene la capacidad de producir cerca de 1,5 millones de dosis de vacuna al mes, cifra que ascenderá hasta los doce millones de dosis mensuales durante el próximo semestre.