India vive crisis sanitaria sin precedentes a causa de la Covid-19

El país sufre la mayor catástrofe humana desde su independencia, pues es la peor calamidad en términos de vidas perdidas desde 1943, cuando tres millones de personas murieron por hambre, desnutrición y enfermedades, indicó el portal Peoples Democracy.

  • India vive crisis sanitaria sin precedentes a causa de la Covid-19
    India vive crisis sanitaria sin precedentes a causa de la Covid-19

India se tambalea bajo una devastadora ola de la Covid-19, con miles de personas en busca de camas de hospital, suministro de oxígeno médico y medicinas.

El país sufre la mayor catástrofe humana desde su independencia, pues es la peor calamidad en términos de vidas perdidas desde 1943, cuando tres millones de personas murieron por hambre, desnutrición y enfermedades, indicó el portal Peoples Democracy.

Los contagios diarios y muertes en todo el país superan cada día los máximos anteriores y la nación registró este viernes por tercer día consecutivo más de tres mil decesos a causa de la Covid-19.

De acuerdo con las estadísticas del Ministerio de Salud y Bienestar Familiar, se sumaron otros tres mil 498 fallecidos debido a la pandemia.

También, se contabilizaron nada menos que 386 mil 452 personas infectadas por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la patología.

El acumulado de habitantes afectados por la infección subió a 18 millones 762 mil 976 y las víctimas mortales a 208 mil 330, según los datos oficiales.

Mientras, las llamadas de auxilio de pacientes, familiares e incluso hospitales parecen caer en un saco roto, pues la infraestructura sanitaria nacional casi colapsó y los suministros médicos vitales están a punto de agotarse.

Actualmente, el transporte de oxígeno líquido y la garantía de su suministro a los hospitales, así como las medidas urgentes para aumentar la capacidad de su producción están en el punto de mira.

Por otro lado, la vacunación contra el coronavirus para las personas mayores de 45 años de edad se ralentizó en todos los estados del país, pese a que el populoso país administró ya más de 152 millones de dosis de inmunizantes.

Y en tanto el partido gubernamental permanece ocupado en ganar las elecciones regionales que están en curso, miles de personas sucumben ante la falta de instalaciones sanitarias adecuadas y oxígeno médico.