Grupo de Puebla será la voz de América Latina, afirma presidente electo de Argentina

El Grupo de Puebla es una instancia regional que reúne a 32 líderes progresistas de 12 países y que sesionará del 8 al 10 de noviembre en Buenos Aires, Argentina.

  • Grupo de Puebla será la instancia de América Latina, afirma presidente electo de Argentina

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, afirmó que el Grupo de Puebla será la voz "que se levante en el mundo para contar lo que pase en el continente, de donde salgan los dirigentes que van a poner de pie a América Latina".

Según Fernández vivir en un continente más igualitario no es una utopía, y, además, convidó a trabajar en pos de eliminar la desigualdad en el continente.

El mandatario electo fue el anfitrión del II encuentro del Grupo de Puebla, el foro de líderes progresistas de la región latinoamericana, que sesiona hasta este domingo en Buenos Aires, capital argentina.

 

La reunión inició con un mensaje del recién excarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y con la esperanza de un mejor camino para América Latina en los tiempos por venir.

Lula marcó el inicio del evento con su mensaje: "Estoy libre y con muchos deseos de luchar, tengo un objetivo en la vida, el de construir una integración regional muy fuerte y continúo con el sueño de construir nuestra gran Latinoamérica", expresó el exmandatario.

 

El fundador del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, saludó la victoria de Alberto Fernández y Cristina Fernández en Argentina, la cual cuenta que vivió "como si fuera de Brasil", así como también celebró el triunfo de Evo Morales en Bolivia.

Para los más de 30 líderes progresistas participantes del encuentro, provenientes de 12 naciones, Lula envió un fraternal abrazo. "Estoy con muchas ganas de combatir al lado podrido del poder judicial y las empresas brasileñas", agregó, en referencia a la manipulación del proceso penal en su contra.

El anfitrión del cónclave, dejó abiertas las sesiones de trabajo al tiempo que recordó las palabras del líder brasileño cuando lo visitara en la cárcel de Curitiba, quien le dio una sola orden: ganar en las urnas.

Así lo cumplió el líder del Frente de Todos en los comicios del pasado 27 de octubre, al derrotar al gobierno neoliberal de Mauricio Macri, e hizo la promesa de poner en pie a Argentina y cambiar "esta América Latina".

 

Como foro de líderes progresistas de la región, el Grupo de Puebla también será la instancia de la que "salgan los dirigentes que van a poner de pie la América Latina que soñaron los grandes próceres de nuestra independencia", añadió Fernández.

Para ello será necesario "garantizar las libertades en el continente, respetando a cada pueblo y incitándolo para que encuentre su libertad", en el afán de vivir en una región "más igualitaria", añadió.

Por otro lado, en el evento también asiste la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien destacó que la victoria de la dupla Fernández en Argentina abre un camino de esperanza, de propuesta de transformación.

De acuerdo con la expresidenta brasileña, esta segunda cita del Grupo inicia con muy buenos augurios, con la liberación de Lula, la elección de Fernández y la revolución social en Chile.

Agregó además, que este mecanismo internacional nace con un gran deseo, de "gente que compartimos ideales para un proyecto de Latinoamérica de inclusión".

Mientras tanto, el expresidente colombiano Ernesto Samper destacó que a diferencia de la anterior reunión, realizada en México hace seis meses, esta cita llega en medio de un escenario marcado por acontecimientos sobresalientes para los movimientos progresistas en el continente.

Samper también mencionó el peligro que representa el actual mandatario estadounidense, Donald Trump y su política hacia la región, algo que solo se podrá combatir, resalta, mediante la integración latinoamericana.

El Grupo de Puebla reconoció al presidente de Bolivia, Evo Morales, como el mandatario legítimo de Bolivia, señaló el expresidente Samper.