Presidente de Cuba con intensa visita en Argentina (+Fotos)

El mandatario cubano llegó el domingo último a Buenos Aires en su primera visita al país sudamericano, y sin descanso ha cumplido desde entonces un cronograma que inició el lunes con un enriquecedor encuentro con cerca de 50 empresarios argentinos.

  • Presidente de Cuba con intensa visita en Argentina

 

En una visita marcada por la fraternidad e indisolubles lazos de amistad, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, cumple este miércoles otra activa jornada de su estancia oficial en la Argentina.

El mandatario cubano llegó el domingo último a Buenos Aires en su primera visita al país sudamericano, y sin descanso ha cumplido desde entonces un cronograma que inició el lunes con un enriquecedor encuentro con cerca de 50 empresarios argentinos.
Posteriormente lo hizo con destacados intelectuales y personalidades, entre ellos amigos muy entrañables para la isla.

  • Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, en Argentina

 

Junto con su esposa, Lis Cuesta, acompañados por el canciller Bruno Rodríguez y el ministro de Comercio e Inversión Extranjera Rodrigo Malmierca, entre otros funcionarios, Díaz-Canel rindió honores al libertador, José de San Martín, y al más universal de los cubanos, José Martí, frente al monumento en su honor erigido en el Rosedal de Palermo.

  • Presidente de Cuba con intensa visita en Argentina

 

Con un mensaje claro, en el que se ha referido a la difícil situación del continente y también al recrudecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial que impone Estados Unidos a su país en su intento de asfixiar cada vez más a la isla, el mandatario también llevó consigo el saludo de los cubanos al pueblo argentino y al flamante gobierno de Alberto y Cristina Fernández.
Que lo sepan los imperialistas y los oligarcas: no hay fuerza en este mundo que pueda separarnos a argentinos y cubanos, dijo en un emotivo encuentro en el aula magna de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires, ante más de 800 personas.

Además de rendir honores a las víctimas del terrorista de Estado en el Parque de la Memoria, donde el mandatario y la delegación que lo acompaña arrojaron flores blancas al río La Plata por los desaparecidos de la última dictadura militar (1976-1983), la de ayer también fue una jornada agitada.
Primero Díaz-Canel asistió a la toma de juramento de los Fernández en el Congreso de la Nación y luego fue recibido en la Casa Rosada por el nuevo mandatario, quien le estrechó el saludo protocolar.

¿Quién dijo que todo está perdido? Cuba viene a ofrecerles su corazón, ha manifestado por estos días en la tierra de Ernesto Che Guevara el gobernante, quien además dejó profundas reflexiones sobre la compleja situación por la que atraviesan varios países del continente que demuestran que el neoliberalismo ha sido un fracaso económico y social, sentenció.
Sin tiempo apenas para descansar, Díaz-Canel se reunió ayer con sus compatriotas residentes en Argentina, que suman más de cuatro mil, y anunció la convocatoria al IV Conferencia Nación y Emigración, que se celebrará en abril venidero en La Habana.