Brote del coronavirus afectará seriamente la economía mundial

Mucho mayor que la crisis provocada por el Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS), en 2003, será el impacto del brote del coronavirus 2019-nCoV para la economía mundial.

  • Brote del coronavirus afectará seriamente la economía mundial

Aunque aún es muy pronto para medir el golpe del nuevo coronavirus, será significativo en las cadenas de suministro y en los mercados, aseguró el medio noticioso CNBC, especializado en temas económicos.

El primer efecto, y quizás el más fácil de medir, será el golpe para los mercados y economías chinas, que se extenderá al resto del mundo.

Al respecto, destaca la fuente, que ayer el promedio industrial Dow Jones retrocedió más de 600 puntos ante el temor por la propagación de la enfermedad.

Para CNBC, la pandemia aumenta las probabilidades de una desaceleración del mercado mundial en 2020, con especial énfasis en los mercados emergentes y en las inversiones en productos básicos, desde petróleo hasta cobre.

Si la crisis se prolonga por otro mes, y los expertos ahora consideran que es más probable que llegue al verano, el costo podría ser una disminución de dos puntos porcentuales en el crecimiento de China, estima.

Por lo tanto, advierte que el impacto en la economía internacional será mucho más significativo que la pandemia de SARS de 2003, que provocó una pérdida económica global de 40 mil millones de dólares y disminuyó en 0.1 por ciento el Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

Esto se debe a que la participación de China en el PIB mundial se cuadruplicó desde entonces al pasar de cuatro por ciento a 16 por ciento, resalta.

Los mercados turísticos recibirán un golpe descomunal, porque los 163 millones de viajeros chinos en 2018 representaron casi un tercio de las ventas minoristas del sector en el planeta, apunta.

Desde su detección, el nuevo coronavirus provocó más de 250 muertes y contagió a casi 12 mil casos, la mayoría en China, aunque también se contabilizan casos en el resto de Asia, Estados Unidos, Australia, Europa y Oriente Medio.