Expresidente Álvaro Uribe investigado en más de 70 procesos penales en Colombia

Solamente entre 2002 y 2010, años en los que Álvaro Uribe Vélez ejerció la presidencia de Colombia, 186 acusaciones se presentaron contra él por la presunta comisión de varias ilegalidades.

  • Expresidente Álvaro Uribe investigado en más de 70 procesos penales en Colombia

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe enfrenta más de 70 procesos penales en su contra por denuncias por hechos que datan incluso de la década de los noventa, cuando detentaba el cargo de gobernador del Departamento de Antioquia.

Las recientes revelaciones acerca de la presunta participación de Uribe y varios de sus seguidores en una operación de compra de votos a favor del hoy presidente colombiano, Iván Duque, revive la polémica que desde hace al menos 25 años envuelve al líder del partido de derecha Centro Democrático.

Uribe ha sido investigado por las más disímiles infracciones, tanto en materia penal como en otros ámbitos. Más de 100 investigaciones lo han señalado a lo largo de su carrera política, de las cuales están abiertas 84.

Solamente entre 2002 y 2010, años en los que Uribe Vélez ejerció la presidencia de Colombia, 186 acusaciones se presentaron contra él por la presunta comisión de varias ilegalidades.

Estas actuaciones se siguieron por la Comisión de Acusaciones de la Cámara de representantes, el órgano del Parlamento destinado a estas investigaciones. De todas ellas, 56 se mantienen en trámites, pero ninguna ha prosperado notablemente.

Por otro lado, 28 procesos de índole penal investigan al hoy senador de la República de Colombia bajo la jurisdicción de la Corte Suprema de Justicia. Solamente uno de ellos ha llegado hasta la fase de indagatoria, etapa previa a la acusación formal, y eso, en fecha tan reciente como diciembre de 2019.

Dicho de otra manera, tal número de investigaciones no han llegado más lejos que a una sesión de siete horas de intercambio de preguntas y respuestas con Uribe Vélez.

Se le acusa de corrupción, vínculos con el paramilitarismo, intereses en el narcotráfico, asesinatos selectivos, matanzas masivas, y hasta espionaje electoral.