Pentágono prepara búnker para transferir a la alta oficialidad por temor a la pandemia

El Pentágono ordena la preparación del cuartel general secreto para la transferencia allí de altos oficiales militares, por miedo al Coronavirus, y para prepararse para la situación de emergencia. La sede se encuentra en la montaña Cheyyenne. Fue construida para la situación de guerra nuclear.

 

  • El búnker se encuentra en la montaña Cheyyenne, estado de Colorado.

El Pentágono ordena al personal esencial que profundice en el búnker subterráneo de la montaña mientras se intensifica la preparación para la pandemia

El Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte (NORAD) y el Comando Norte de los EE.UU. (NORTHCOM) celebraron una reunión en Facebook en vivo el martes 24 de marzo, e informaron al público cómo sus equipos esenciales a cargo de la seguridad nacional se están aislando en el búnker de la montaña Cheyenne en Colorado en medio de la pandemia COVID-19. 

El General de la Fuerza Aérea Terrence O'Shaughnessy, quien comanda el NORAD y el NORTHCOM, dijo a los reporteros en Facebook Live que el personal esencial está siendo trasladado de la base de la Fuerza Aérea de Peterson en Colorado al complejo de búnkeres subterráneos que está a 24 millas de distancia en Cheyenne Mountain. La instalación está a más de 2 mil pies bajo tierra y puede sobrevivir a una explosión nuclear de 30 megatones.

"Para asegurarnos de que podemos defender la patria a pesar de esta pandemia, nuestros equipos de vigilancia de comando y control aquí en el cuartel general se dividieron en múltiples turnos, y partes de nuestros equipos de vigilancia comenzaron a trabajar desde la estación de la Fuerza Aérea de Cheyenne Mountain, creando un tercer equipo en un lugar alternativo también", dijo O'Shaughnessy. 

"Nuestros dedicados profesionales de la guardia de mando y control del NORAD y el NORTHCOM han dejado sus hogares, se han despedido de sus familias y están aislados de todo el mundo para asegurarse de que pueden soportar la guardia todos y cada uno de los días para defender nuestra patria", agregó.

"Ciertamente no es óptimo, pero es absolutamente necesario y apropiado dada la situación", dijo

El NORAD y el NORTHCOM ya han utilizado cerca del 30% de las instalaciones subterráneas, según The Drive. 

O'Shaughnessy manifestó que, con el aumento de personal, su "principal preocupación tener el espacio dentro de la montaña para todos los que quieran mudarse allí, y no estoy en libertad de discutir quién se va a mudar allí".

Si el personal de Cheyenne está infectado, hay un tercer equipo de oficiales militares de alto rango operando en otra instalación que puede asumir el mando de forma remota. 

Con la crisis del virus profundizándose en los EE.UU., los casos confirmados han aumentado a más de 124 mil, con 2 mil 191 muertes (hasta el domingo por la mañana). 

El Presidente Trump firmó una orden ejecutiva el viernes, permitiendo a los Departamentos de Defensa y Seguridad Nacional activar la Guardia Nacional y los reservistas para combatir el brote de COVID-19 en todo EE.UU. 

Observamos la semana pasada que los EE.UU. están en la "fase de aceleración" del brote, lo que significa que la crisis de salud podría empeorar mucho más en las próximas semanas. 

Por su parte, la Federación de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja acaban de advertir que el malestar social en las principales ciudades occidentales podría desarrollarse en las próximas semanas. 

La evolución de la crisis del virus podría ser una desestabilización social, de ahí que los militares se estén preparando.