Palestinos en Cisjordania víctimas de violencia de colonos israelíes durante pandemia

Entre el 17 y el 30 de marzo, "al menos 16 ataques de colonos israelíes resultaron en cinco heridos palestinos y grandes daños a la propiedad", informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

  • Palestinos en Cisjordania víctimas de violencia de colonos israelíes durante pandemia

La violencia de los colonos y los extremistas judíos contra los residentes palestinos de Cisjordania aumentó en un 78 por ciento durante las dos últimas semanas de la pandemia la Covid-19, en comparación con el resto de este año, según advirtió la ONU.

Entre el 17 y el 30 de marzo, "al menos 16 ataques de colonos israelíes resultaron en cinco heridos palestinos y grandes daños a la propiedad", informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

"Esto representa un aumento del 78% en comparación con el promedio quincenal de incidentes desde el comienzo de 2020", dijo, de acuerdo con los datos ofrecidos  por sus repoteros de campo.

El organismo multilateral se refirió a dos incidentes, uno en la aldea de Umm Safa y el otro en Ein Samiya, cerca de Ramallah, donde los palestinos fueron atacados con hachas y martillos. 

"Otros dos pastores fueron agredidos físicamente y heridos (en un caso por un perro que soltaron los colonos), mientras pastoreaban ovejas cerca de Ein al Hilweh (Tubas) y At Tuwani (Hebrón)", afirmó la ONU.

Hubo cinco incidentes distintos en la aldea de Burqa, cerca de Naplusa. También se produjeron ataques en Al Mughayyir, cerca de Ramallah, y en las aldeas de Khashem y Dara, en las proximidades de Hebrón.

Los ataques incluyeron apedreamiento de vehículos, vandalismo de estructuras y asalto físico, añadió el organismo multilateral.

En la región de Gush Etzion, unos 100 olivos de propiedad palestina fueron arrancados de raíz y en Hebrón, las cámaras de vigilancia fueron dañadas o robadas de una casa y una escuela, agregó.

Según la ONU, hubo 341 ataques contra palestinos por parte de colonos y extremistas judíos en 2019.

Aunque el informe plantea que hubo una disminución, alrededor de 40 palestinos, entre ellos 70 niños, resultaron heridos por las fuerzas de seguridad israelíes. La ONU atribuye la relativa baja en esos hechos a las restricciones de acceso impuestas debido al nuevo coronavirus.

La mayoría de las lesiones fueron el resultado de los enfrentamientos que tuvieron lugar en la aldea de Tuwani, en la cercanía de Hebrón, que estallaron después de que las fuerzas ocupantes respondieran a un incidente de violencia de los colonos en ese lugar.

Los soldados sionistas llevaron a cabo 72 operaciones de búsqueda y captura en la Ribera Occidental y Jerusalén oriental, en las que detuvieron a 64 palestinos, entre ellos 10 menores.

El 22 de marzo, el Ejército ocupante mató a un palestino de 32 años e hirió a un familiar en represalia a un presunto incidente de lanzamiento de piedras a vehículos israelíes en la Ribera Occidental cerca de Ni'lin, acotó las Naciones Unidas. Los familiares de ambos dijeron que camino a comprar suministros. El asesinato eleva el número de víctimas fatales a nueve este año, concluyó el informe de la ONU.