Hizbullah: EE.UU. gasta millones en asesinar pueblos y ahora mata a su propia gente

Si el Gobierno estadounidense hubiera gastado solo una pequeña parte de los gastos de guerra en su propia gente y su infraestructura, como en la construcción de hospitales y sistemas médicos, “hoy ya no sería incapaz y no habría gritado” por falta de recursos para hacer frente al Covid-19, argumentó diputado libanés

  • El diputado libanés de Hizbullah, Ibrahim al-Mousawi.

El diputado libanés de Hizbullah, Ibrahim al-Mousawi, aseveró que Estados Unidos gastó mucho dinero en asesinar a personas en varios países y ahora está asesinando a su propia gente.

“En los últimos 30 años, Washington ha librado 13 guerras y agresiones, gastando 14,2 billones de dólares para destruir naciones y matar a pueblos”, dijo Al-Mousawi, miembro de la facción Lealtad a la Resistencia, perteneciente a Hizbullah.

El diputado libanés, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, se refirió de esta manera a la crítica situación que enfrentan los estadounidenses por el brote del Covid-19 y la falta de equipo médico y de protección en el país norteamericano.

Si el Gobierno estadounidense hubiera gastado solo una pequeña parte de los gastos de guerra en su propia gente y su infraestructura, como en la construcción de hospitales y sistemas médicos, “hoy ya no sería incapaz y no habría gritado” por falta de recursos para hacer frente al Covid-19, argumentó Al-Mousawi.

Las declaraciones del representante libanés se producen mientras mensajes publicados esta misma jornada en Twitter por Mark Levine, presidente del Comité de Salud de la ciudad de Nueva York, han dejado claro que las autoridades estadounidenses están considerando la posibilidad de cavar fosas comunes temporales en los parques para enterrar a las víctimas del coronavirus.

Por otro lado, el gobernador de la ciudad estadounidense de Washington, Jay Inslee, denunció la falta de apoyo del Gobierno federal de Estados Unidos para hacer frente al brote del nuevo coronavirus.

El Gobierno del presidente, Donald Trump, enfrenta muchas críticas de los ciudadanos y los gobernadores por su gestión del brote del COVID-19, mientras advierten de que el país norteamericano enfrentará los días más duros debido a la cantidad de muertes.