Reconoce Colombia su participación en la incursión naval contra Venezuela

Colombia reconoció su participación en la incursión naval contra Venezuela y aseguró que dará con los responsables de filtrar información al Gobierno venezolano.

  • Reconoce Colombia su participación en la incursión naval contra Venezuela

El gobierno colombiano, que en un primer momento negó su implicación en la fracasada incursión marítima del 3 de mayo en el territorio venezolano, anunció la investigación a fuerzas de seguridad internas que podrían haber colaborado con información de inteligencia sobre dicho acto.

Carlos Holmes Trujillo, ministro de Defensa de Colombia, durante un diálogo con la emisora local Caracol Radio, dijo que “se intensificarán los mecanismos dentro de la fuerza pública para identificar cualquier posible actuación de servidores públicos o uniformados que puedan estar relacionados... que pongan en riesgo la soberanía nacional o el orden constitucional y democrático colombiano (...) y tomará medidas disciplinarias.

El intento de ataque terrorista - que fue desarticulado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela- habría sido planeado por el presidente de EE.UU., Donald Trump, con complicidad de Iván Duque, para “asesinar” al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Tras las declaraciones del ministro de Defensa de Colombia, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, mediante un comunicado publicado hoy en su cuenta de la red social Twitter subrayó: “así confiesa Colombia que sus Fuerzas de Seguridad sí participaron en la operación mercenaria contra Venezuela, financiada por el narcotráfico. Como se logró develar la operación, deciden entonces perseguir a quienes dieron la información para impedir un baño de sangre”. 

El pasado 13 de mayo, Venezuela consignó una misiva en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) con pruebas de la vinculación del Gobierno de Duque en el reciente ataque organizado y financiado por Washington.

Estados Unidos busca desde hace tiempo tumbar el Gobierno de constitucionalmente establecido de Nicolás Maduro y, para lograr tal fin, usa diversos métodos, como draconianas sanciones, intentos de golpes de Estado y la amenaza de una intervención militar.