Trump aprovecha su posición para obtener ganancias

The New York Times reveló que más de 200 empresas extranjeras, grupos de presión y gobierno conciliaron acuerdos con empresas pertenecientes a Donald Trump a cambio de servicios e instalaciones facilitadas por el presidente estadounidense.

  • Trump aprovecha su posición para obtener ganancias
    Trump aprovecha su posición para obtener ganancias

En una investigación publicada bajo el título "El Pantano construido por Trump", el diario neoyorkino confirmó que, en los dos primeros años del mandato del magnate republicano, 60 clientes pagaron alrededor de 12 mil millones a las empresas propiedades de la familia Trump, a cambio de que el presidente o su administración prestara servicios a casi todos ellos.

Esas acciones son contrarias a la promesa del jefe de la Casa Blanca durante su campaña presidencial de "drenar el pantano" de la influencia comercial en Washington.

Tales hallazgos se basan en parte en los datos fiscales de Trump que, el 27 de septiembre pasado, ayudaron al periódico a concluir que el presidente se aprovechó de deducciones fiscales y pagó solo 750 en impuestos federales sobre la renta 2016 y 2017.

Según el periódico, entre los que respaldan las propiedades del presidente Trump en el Mar-a-Lago Club en Florida o el Trump International Hotel en Washington, DC, se encuentran ejecutivos, multimillonarios, funcionarios extranjeros, abogados de alto perfil y cabilderos, quienes a su vez ganaron contratos federales y cambios en leyes y nombramientos para puestos de embajadores o grupos de trabajo federales.

Trump prometió, luego de su elección, eximirse de participar en los acuerdos de sus empresas, pero él y su familia obtienen ganancias de cabilderos y ejecutivos, y del apoyo de sindicatos, conferencias y cenas en hoteles y resorts.

El diario señaló que los suscriptores también pagan por jugar al golf y comidas y bebidas en el club y algunos de los que buscan favores conocieron al presidente durante sus frecuentes visitas a propiedades. 

Según la investigación, grupos religiosos, muchos de ellos compuestos por cristianos evangélicos, realizaron más de 20 oraciones grupales, banquetes y viajes a lugares propiedad de Trump, y más de 70 organizaciones, empresas y gobiernos extranjeros reservaron en propiedades del presidente cuando antes se realizaban en otros lugares antes de que el magnate republicano asumiera el control presidencial.

En respuesta al informe del New York Times, el portavoz de la Casa Blanca, Jude Derry, dijo al que el presidente "confió las responsabilidades diarias de las empresas de gran éxito que construyó" a sus dos hijos adultos, Donald Jr. y Eric.

"El presidente cumple sus promesas todos los días al pueblo estadounidense de luchar por ellos, drenar el pantano y poner siempre a Estados Unidos en primer lugar", dijo Derry.

The New York Times utilizó información de las declaraciones de impuestos de Trump, formularios de divulgación de cabildeo, solicitudes de registros públicos e informes publicados para crear una base de datos de organizaciones de interés.

El periódico también reveló que entrevistó a casi 250 ejecutivos, cabilderos, miembros del club, empleados actuales y anteriores y funcionarios de la administración para preparar su informe.