El prisionero palestino Maher Al-Akhras sufre de osteoporosis y dificultad para moverse

Ahlam Haddad, abogada del prisionero palestino Maher Al-Akhras, confirma el deterioro de su salud, tiene dificultad para moverse y daños en órganos vitales. Según los médicos, necesitará meses de tratamiento para recuperarse.

  • Continúan las manifestaciones en apoyo al prisionero palestino Maher Al-Akhras.
    Continúan las manifestaciones en apoyo al prisionero palestino Maher Al-Akhras.

Ahlam Haddad, abogada del preso Maher Al-Akhras, que se encuentra en el día 83 de su huelga de hambre, confirmó que su estado de salud se deteriora continuamente.

Haddad indicó que Al-Akhras padece osteoporosis y gran dificultad para moverse, además de daños en los órganos vitales internos.

También indicó que, según los médicos, necesitaría meses de tratamiento para recuperarse.

Señaló que el hospital Kaplan se abstiene de escribir detalles de su deterioro diario de salud en sus informes.

Al mismo tiempo, el corresponsal de Al-Mayadeen dijo que el abogado del prisionero, Maher Al-Akhras, presentará una nueva petición a la Corte Suprema de (Israel) para su liberación.

Esto se produce en momento en que la Comisión para los Mártires, Prisioneros y Heridos en el movimiento Fatah envió un memorando escrito a la oficina del Comité Internacional de la Cruz Roja en la ciudad de Gaza, en el que exigía que asumiera sus responsabilidades legales y humanitarias hacia los prisioneros palestinos en las cárceles de ocupación israelí en general, y en particular del prisionero en huelga de hambre, Maher Abdel-Latif Al-Akhras, debido a su detención administrativa sin cargos. 

Al-Akhras renovó su adhesión a continuar su huelga, y dijo en una carta que no comería nada excepto en su casa, exigió que le permitieran ver a su madre e hijos. 

Mientras, continúan las manifestaciones en apoyo del prisionero, y se organizan marchas de solidaridad con él en Naplusa, Cisjordania.

Anteriormente, el prisionero le dijo a Al-Mayadeen que quería vivir en libertad y dignidad. “Mi único mensaje es que no quiero vivir en peligro en mi casa”, señaló.

El caso del prisionero de Akhras recibió muchas posiciones de apoyo, especialmente de las facciones palestinas y los prisioneros palestinos.

Más de 30 prisioneros en la prisión de Ofer iniciaron una huelga de hambre abierta, para presionar a las autoridades israelíes para que lo liberaran.