Zarif: implementaremos plenamente el acuerdo nuclear si Biden levanta sanciones

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, adoptó una política de "máxima presión" contra Irán, y en 2018 se retiró unilateralmente del acuerdo entre este y las principales potencias, y volvió a imponer duras sanciones económicas a Teherán.

  • Mohammad Javad Zarif, canciller iraní.
    Mohammad Javad Zarif, canciller iraní.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, declaró que Irán implementará plenamente el acuerdo nuclear si el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, levanta las sanciones impuestas a su país. 

En declaraciones este miércoles al diario oficial Irán, el canciller expresó la disposición de su país para un regreso "automático" a sus obligaciones bajo el acuerdo nuclear en caso de que Estados Unidos levantara las sanciones que impuso después de su retirada unilateral hace dos años, indicando al mismo tiempo que el regreso de Washington al acuerdo no es una "prioridad".

Señaló que las negociaciones son posibles en el marco del Grupo 5 + 1, e indicó que Teherán está listo para discutir cómo Estados Unidos volverá a unirse al acuerdo. 

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, adoptó una política de "máxima presión" contra Irán, y en 2018 se retiró unilateralmente del acuerdo entre este y las principales potencias, y volvió a imponer duras sanciones económicas a Teherán.

Sin embargo, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, insinuó la posibilidad de devolver a Washington al acuerdo nuclear, pero con la condición de que Teherán vuelva a cumplir con sus obligaciones.

Zarif señaló que "si el señor Biden está listo para cumplir con las obligaciones de Estados Unidos, también podemos regresar inmediatamente a nuestros compromisos completos en el acuerdo".

"La situación mejorará en los próximos meses... Biden puede levantar todas las sanciones con tres órdenes ejecutivas", agregó.

"Hay algo que se puede hacer automáticamente y no requiere ninguna condición o negociación. Si Estados Unidos implementa sus obligaciones en virtud de la Resolución 2231, nosotros implementaremos nuestras obligaciones en virtud del Plan de Acción Integral Conjunto. Este asunto no necesita negociaciones ni condiciones, y se puede hacer", agregó.

El canciller iraní cree que el deseo de Biden de regresar al acuerdo es "algo muy bueno". 

Zarif, quien lideró las arduas negociaciones del lado iraní que llevaron al acuerdo, presentó dos vías separadas sobre el levantamiento de las sanciones por un lado, y el regreso de Washington al plan de acción integral por el otro. Consideró que el segundo requiere negociación.

Señaló que luego del levantamiento de las sanciones, "el próximo paso necesario es el regreso de Estados Unidos al Plan de Acción Integral Conjunto, y eso no es una prioridad. La prioridad es que Estados Unidos se abstenga de violar la ley".

Explicó que Estados Unidos "está obligado a implementar la Resolución 2231 como miembro de las Naciones Unidas y miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU. Si implementa esta resolución y se levantan las sanciones, y ya no hay un obstáculo para las actividades económicas de Irán, Irán también  implementará sus obligaciones".

Destacó que Trump "se retiró del Plan de Acción Integral Conjunto, pero no se retiró de la Organizacion de las Naciones Unidas", y por tanto "los compromisos de Estados Unidos en el Plan de Acción Integral Conjunto están presentes en sus compromisos en Naciones Unidas".

Por su parte, el presidente Hassan Rouhani sugirió que la administración Biden adoptaría una política diferente a la que siguió la administración Trump.

Durante un discurso televisado al margen de la reunión semanal de gabinete este miércoles, Rouhani dijo que la nueva administración estadounidense pudiera volver a la posicion de respetar las reglas", lo que podría conducir a "una transición gradual del clima de amenazas al clima de oportunidades".

Las relaciones entre Washington y Teherán, cortadas hace casi cuatro décadas, alcanzaron etapas de severa tensión durante la administracion de Trump, especialmente a principios del 2020 después de que Washington asesinara al comandante de la Fuerza Quds en la Guardia Revolucionaria Iraní, el General Qassem Suleimani, en un ataque aéreo cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad.

El lunes, el diario estadounidense The New York Times reveló que la semana pasada Trump buscó la opinión de sus asesores sobre la posibilidad de "tomar medidas" contra un sitio nuclear iraní que podría ser la instalación de Natanz, durante las próximas semanas antes del final de su mandato.

Agregó que esos funcionarios, incluido el secretario de Estado Mike Pompeo, "convencieron al presidente de que no siguiera adelante con un ataque militar" contra Irán, por temor a que condujera a un conflicto a gran escala.