Estados Unidos se retira del Tratado de Cielos Abiertos

Estados Unidos dijo que se retiró oficialmente del Tratado de Cielos Abiertos, en otra medida para abandonar un importante acuerdo internacional de control de armas.

  • Estados Unidos se retira del Tratado de Cielos Abiertos.
    Estados Unidos se retira del Tratado de Cielos Abiertos.

"Hoy (domingo) se cumplen seis meses desde que Estados Unidos presentó nuestra notificación de retiro del Tratado de Cielos Abiertos", dijo el asesor de Seguridad Nacional, Robert O'Brien, en un tuit.

La administración Trump presentó la notificación de su decisión de retirarse del tratado en mayo, y el anuncio de este domingo constituyó el final de un proceso de notificación de seis meses.

El tratado, que entró en vigor en 2002, permite a sus 34 Estados partes realizar vuelos de reconocimiento desarmados y con poca anticipación sobre todo el territorio de los demás para recopilar datos sobre fuerzas y actividades militares.

Estados Unidos y Rusia se han culpado mutuamente del incumplimiento del tratado. Tanto Washington como Moscú han puesto algunos límites a los vuelos sobre sus territorios: Hawai y algunas otras bases estadounidenses han estado prohibidas, al igual que Kaliningrado, entre otras, de acuerdo con reportes de medios de comunicación.

El tratado tiene como objetivo crear confianza y la familiaridad entre los Estados partes a través de su participación en los sobrevuelos. Para 2019, se habían realizado más de mil 500 vuelos de Cielos Abiertos desde que entró en vigor el acuerdo.

Algunos expertos señalaron que una salida unilateral de Estados Unidos del tratado socavaría el compromiso de Estados Unidos con sus aliados de la OTAN.

Moscú buscará garantías firmes de que los Estados que permanecen en el Tratado de Cielos Abiertos cumplan sus obligaciones, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia en relación con la retirada de Estados Unidos del tratado.

"Después de retirarse del Tratado de Cielos Abiertos, la parte estadounidense espera que sus aliados, por un lado, obstaculicen los vuelos de observación rusos sobre las instalaciones militares estadounidenses en Europa, y, por otro lado, compartan con Washington sus materiales fotográficos de territorio ruso", señaló en un comunicado.

"Por supuesto, esto es inaceptable para Rusia", agregó.

"Buscaremos garantías firmes de que los Estados que permanecen en el Tratado de Cielos Abiertos cumplirán sus obligaciones, en primer lugar, de asegurar la posibilidad de observar todo su territorio y, en segundo lugar, de asegurar que los materiales de los vuelos de observación no sean transferidos a terceros países que no son participantes del tratado", dijo.

Po su parte, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, declaró el domingo que su país "lamenta profundamente" la retirada de Estados Unidos del Tratado de Cielos Abiertos y sigue comprometido con el convenio de control armamentístico regional.

"Lamentamos profundamente que EE. UU. haya decidido dar este paso e implementarlo ahora. Nuestra posición sobre el tratado no cambia: lo consideramos una parte importante parte de la arquitectura de control armamentístico", indicó Maas en un comunicado.