Prolongan en Túnez estado de emergencia tras atentado terrorista

El presidente de de Túnez, Kais Saied, informó este miércoles la prórroga hasta el 25 de diciembre del estado de emergencia decretado en noviembre de 2015 tras un atentado terrorista.

  • Kais Saied, presidente de Túnez.
    Kais Saied, presidente de Túnez.

A su llegada al poder a finales de 2019, el mandatario reconoció que esa regulación era anticonstitucional y se comprometió a limitarla exclusivamente a la lucha contra el terrorismo, recordaron medios de prensa.

La últimas vez que se decretó fue mayo pasado por un periodo de seis meses en el ámbito de la lucha contra la propagación de la COVID-19, crisis sanitaria que según datos oficiales causó hasta ahora 90 mil casos positivos y dos mil 935 decesos.

El estado de emergencia otorga poderes excepcionales a las fuerzas de seguridad, permite limitar el movimiento de la población o prohibir manifestaciones y huelgas, que -sin aprobación judicial previa- pudieran causar disturbios.

Esa decisión gubernamental, rechazada por grupos de derechos humanos, concede amplias prerrogativas a las autoridades, que la impusieron de manera ininterrumpida desde noviembre de 2015, cuando un atentado terrorista causó la muerte de 13 miembros y 15 heridos de la Guardia Presidencial.

No obstante, parte de la opinión pública teme que con las medidas restrictivas inherentes se retorne a las formas de actuar en la época del derrocado expresidente Zinedin el Abedin Ben Ali.

Desde ese segmento se critican las acciones oficiales consideradas abusivas como registros domiciliarios, interrupción de eventos culturales y la vigilancia de los medios de difusión.

Sin embargo, órganos de prensa refieren que pese al estado de emergencia en los últimos dos años aumentaron los ataques armados contra la Guardia Nacional tunecina en especial, en la montañosa zona de Kasserine, en la región fronteriza con Argelia.

Las acciones terroristas se incrementaron también en áreas capitalinas y el pasado 2 de marzo dos atacantes que viajaban en una moto detonaron una carga cerca de la embajada de Estados Unidos, y antes una joven con una bomba se inmoló frente a una pareja de policías en la calle Habib Bourguiba, la principal arteria de la ciudad.