Dehghan: los misiles iraníes cubren todas las bases militares estadounidenses en la región

El asesor del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Irán para Asuntos de Industrias de Defensa y Logística, el general de brigada Hossein Dehghan, aconsejó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no convertir el nuevo año en un funeral para los estadounidenses.

  • Dehghan: los misiles iraníes cubren todas las bases militares estadounidenses en la región
    Dehghan: los misiles iraníes cubren todas las bases militares estadounidenses en la región

"Todas sus bases militares de EE.UU. están dentro del alcance de nuestros misiles", manifestó el asesor del Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Irán para Asuntos de Industrias de Defensa y Logística, el general de brigada Hossein Dehghan, quien aconsejó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no convertir el nuevo año en un funeral para los estadounidenses.

En su cuenta de Twitter, al referirse a los recientes movimientos de Estados Unidos en la región, Dehghan señaló: "Hemos visto la noticia de que los estadounidenses ahora están en alerta por temor a represalias, y el sobrevuelo de dos de sus bombarderos B-52 sobre las aguas del Golfo solo busca fines de propaganda".

El alto oficial iraní subrayó: "Recomendamos al hombre que fue expulsado de la Casa Blanca (refiriéndose al presidente de Estados Unidos, Donald Trump), que no haga del Año Nuevo una condolencia para los estadounidenses".

Anteriormente, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, reveló la presencia de información de inteligencia proporcionada por Iraq que indica "una conspiración estadounidense para crear una excusa para liberar una guerra contra Teherán".

Zarif agregó que Irán "no busca la guerra, pero defenderá de inmediato y por todos los medios a su pueblo, la seguridad y los intereses vitales".

Por su parte, el presidente iraní, Hassan Rouhani, dijo que la región "no gozará de seguridad y estabilidad mientras Estados Unidos esté presente en ella".

Destacó que los pueblos de la región "no permitirán que los perpetradores y agresores tengan un punto de apoyo".

"El asesinato del mártir Qassem Suleimani y Abu Mahdi al-Muhandis es una injusticia y un pecado imperdonable", agregó.