Irán confirma su capacidad para destruir bases de EE.UU. en la región

El comandante de la Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, Amir Ali Hajizadeh, confirmó que las fuerzas iraníes son capaces de atacar todas las bases estadounidenses en la región y destruirlas en un solo momento.

  • El comandante de la Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, Amir Ali Hajizadeh.
    El comandante de la Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, Amir Ali Hajizadeh.

En entrevista con la televisión iraní, Hajizadeh dijo que "a pesar de que los estadounidenses poseen el poder, la Guardia Revolucionaria ha aprendido a luchar contra ellos y pueden atacarlos, destruir sus defensas y asestarles un golpe severo, lanzando 500 misiles al mismo tiempo que no pueden compensar su pérdida". 

Añadió que "hoy se creó una nueva fuerza en la Guardia Revolucionaria a través de una combinación de nuevas capacidades de misiles, drones y el uso de tecnología de inteligencia artificial".

Al referirse a las "maniobras del Gran Profeta", iniciadas el viernes, señaló que "la primera etapa de las maniobras, en su 15ª edición, son operaciones simuladas para atacar las fortalezas y fortificaciones defensivas del enemigo". 

"En esta etapa inicial de las maniobras se llevaron a cabo ataques con drones para destruir defensas antiaéreas del enemigo por los drones. Posteriormene, se lanzaron los misiles contra los principales sitios enemigos", agregó.

Hajizadeh explicó que "los misiles utilizados en la primera etapa de los ejercicios son un nuevo tipo de misil balístico equipado con ojivas y radares separados".

"Estos misiles, después de estabilizarse en el lugar requerido, necesitan menos de cinco minutos para guiarse y lanzarse, y también vuelan a diferentes altitudes hacia los objetivos especificados, y tienen la capacidad de penetrar el escudo antimisiles del enemigo", añadió.

Destacó  que el diseño y la producción de estos misiles ha sido por la manos de jóvenes de la Revolución Islámica.

Con respecto a las pérdidas de los estadounidenses después que Irán golpeó la base de "Ain al-Assad" en Iraq, Hajizadeh dijo: "Los estadounidenses dijeron el primer día que no pasó nada, luego dijeron que seis personas sufrieron una conmoción cerebral, luego dijeron que 10 personas resultaron heridas, luego dijeron que 20 personas hasta que el número llegó a 110 personas.¿Cómo es posible que 110 personas sufrieran una conmoción cerebral y ninguna de ellas muriera?". 

En julio de 2020, la Guardia Revolucionaria anunció el inicio de la fase final de las maniobras del "Gran Profeta" en el área general del Golfo y el Estrecho de Ormuz. Los ejercicios incluían un hipotético ataque de las fuerzas navales y espaciales sobre un modelo de un portaviones estadounidense.