Otro joven negro baleado por la Policía cerca de Minneapolis

Nuestro estado llora otra vida de un hombre negro arrebatada por las fuerzas del orden, dijo el gobernador de Minnesota.

  • Otro joven negro baleado por la Policía cerca de Minneapolis
    Protestas por la muerte de Floyd el pasado mes de mayo.

El domingo se desataron protestas contra la Policía en Estados Unidos cuando un agente disparó mortalmente a un joven negro tras detener su vehículo por una infracción de tráfico, a unos 16 kilómetros de donde murió George Floyd durante una detención en Minneapolis el pasado mes de mayo.

El domingo por la noche, mientras una multitud enfurecida se agolpaba ante el edificio del Departamento de Policía de Brooklyn Center, agentes con equipamiento antidisturbios dispararon balas de goma, lanzaron ráfagas de explosivos contra los manifestantes y arrojaron nubes de sustancias químicas irritantes.

El hombre muerto por la policía fue identificado por sus familiares y por el gobernador de Minnesota, Tim Walz, como Daunte Wright, de 20 años. Walz dijo en un comunicado que estaba pendiente de los disturbios en Brooklyn Center, un suburbio de Minneapolis, mientras “nuestro estado llora otra vida de un hombre negro arrebatada por las fuerzas del orden.”

A última hora del domingo, un grupo de entre 100 y 200 manifestantes se reunió en torno a la sede de la Policía de Brooklyn Center y lanzó proyectiles, incluidas piedras, contra el departamento de Policía, según explicó el comisario John Harrington, del Departamento de Seguridad Pública de Minnesota, en una rueda de prensa transmitida en directo. El grupo se dispersó más tarde.

Otro grupo de manifestantes irrumpió en una veintena de negocios en un centro comercial de la región, y algunos de ellos fueron saqueados, según la Policía y los medios de comunicación locales.

Ya ha habido concentraciones de manifestantes contra la Policía en Minneapolis en los últimos días, cuando el juicio de Derek Chauvin, un expolicía municipal blanco, entra en la tercera semana en un tribunal acordonado con barricadas y soldados de la Guardia Nacional.

Chauvin está acusado de asesinato y homicidio involuntario por arrodillarse sobre el cuello de Floyd, un hombre negro de 46 años, que fue esposado durante la mortal detención del pasado mes de mayo, cuyo vídeo desató protestas mundiales contra la brutalidad policial.

Las autoridades impusieron un toque de queda en Brooklyn Center hasta las 6 de la mañana del lunes (11 GMT), según informó el alcalde de Brooklyn Center, Mike Elliott. “Queremos asegurarnos de que todo el mundo está a salvo. Por favor, manténganse a salvo y vuelvan a casa”, dijo en un tuit dirigido a los manifestantes.