Heridos diez palestinos por agresiones israelíes en el barrio de Sheikh Jarrah

Testigos oculares informaron que las tropas de ocupación lanzaron aguas residuales contra los residentes y los colonos atacaron el vecindario.

  • Heridos diez palestinos por agresiones israelíes en el barrio de  Sheikh Jarrah.
    Heridos diez palestinos por agresiones israelíes en el barrio de Sheikh Jarrah.

La Media Luna Roja Palestina confirmó que diez palestinos resultaron heridos en la represión de las fuerzas de ocupación israelíes contra los residentes del barrio de Sheikh Jarrah en la Jerusalén ocupada.

Los militares irrumpieron en las casas y atacaron a los residentes. También detuvieron a tres jóvenes y golpearon brutalmente a uno de ellos.

Testigos oculares informaron que las tropas de ocupación lanzaron aguas residuales y los colonos atacaron el vecindario.

"Las escenas de agresión e intimidación sionista y los rebaños de sus colonos en el barrio de Sheikh Jarrah contra nuestro pueblo en Jerusalén indican la barbarie de la ocupación y sus continuas prácticas agresivas", comentó Abdel-Latif Al-Qanou,  portavoz de Hamas. 

Al-Qanou agregó que "el comportamiento agresivo continuo contra la gente del barrio de Sheikh Jarrah y el intento de expulsarlos y confiscar sus hogares requiere una escalada de enfrentamiento con la ocupación y el fortalecimiento de la firmeza de los habitantes de Jerusalén para frustrar los planes enemigos”.

El pasado domingo, la Corte Suprema de “Israel” aplazó su decisión de desalojar a las familias jerosolimitanas y dio cuatro días, es decir hasta el próximo jueves, para llegar a un acuerdo entre ellos, antes de emitir su decisión final.

Los residentes expresaron su rechazo a la decisión, toda vez que reconoce la legitimidad de los alegatos e los colonos sobre la propiedad de sus viviendas.

Las sentadas de protestas continúan en el barrio de Sheikh Jarrah, donde las fuerzas de ocupación están desplegadas en las cercanías y les lanzan bombas de sonido.

También en la Jerusalén ocupada, decenas de colonos irrumpieron en la mezquita de AlAqsa.

Los activistas en las redes sociales hicieron un llamado a la comunidad internacional para proteger el vecindario de Sheikh Jarrah de los ataques de la ocupación, y tuitearon bajo el hashtag "Salvad el vecindario de Sheikh Jarrah".

En la Jerusalén ocupada, las fuerzas de ocupación también atacaron a varios fieles cerca de la Puerta de los Leones, y detuvieron a varios fieles y los agredieron cuando entraban para realizar oraciones en la mezquita de Al-Aqsa.

En Cisjordania, los sionistas lanzaron una campaña militar masiva, este martes, en las ciudades de Aqraba, al sur de Nablus, y Turmus Aya, al norte de Ramallah.

Además, irrumpieron en la aldea de Aqraba, con la participación de una fuerza especial de la unidad de Al-Yamam, y las excavadoras cerraron las entradas y salidas de la aldea con barreras de tierra.

Fuentes del interior de la localidad indicaron que las fuerzas de ocupación se encontraban estacionadas en todos los ejes y calles principales de la localidad, y confiscaron el vehículo incendiado que se sospechaba ser utilizado en la operación de Zaatara. 

También lanzaron una amplia campaña de redadas en la aldea y arrestaron a varios palestinos.

En Hebrón, los colonos atacaron a los palestinos que intentaron evitar que montaran una caravana en sus tierras agrícolas al este de Hebrón. Esto coincidió con el asalto a la ciudad.

Por medio de un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Palestina condenó la decisión del tribunal israelí y la consideró "rechazada e inaceptable y que contradice completamente el derecho internacional, especialmente porque otorga el derecho a los colonos en sus reclamos, que se basaron en la falsedad y con papeles falsificados".

El comunicado consideró que la decisión "constituye una flagrante y grave violación que muestra el grado de participación del tribunal en la legitimación y encubrimiento de las violaciones y crímenes de la ocupación y los colonos".

También dijo que, desde principios del año pasado hasta marzo, los tribunales israelíes acordaron evacuar a 33 familias palestinas, incluidos 165 miembros, del vecindario.