Atacan con cohetes la base aérea de Ain al-Assad en Iraq

El ejército iraquí dijo el martes en un comunicado que dos cohetes habían caído en la base, pero que el ataque no causó víctimas, sin dar más detalles.

  • Atacan con cohetes la base aérea de Ain al-Assad en Iraq.
    Atacan con cohetes la base aérea de Ain al-Assad en Iraq.

Un ataque con cohetes ha alcanzado la base aérea de Ain al-Assad que alberga a las tropas estadounidenses en la provincia occidental iraquí de al-Anbar, el tercer incidente de este tipo que tiene como objetivo los intereses de Estados Unidos en el país árabe.

El ejército iraquí dijo el martes en un comunicado que dos cohetes habían caído en la base, pero que el ataque no causó víctimas, sin dar más detalles.

El canal de televisión iraquí Al-Ahd dijo que las sirenas de los cohetes habían sonado en la extensa instalación.

El lunes, al menos seis cohetes impactaron en la base aérea de Al-Balad, que alberga fuerzas y aviones de guerra estadounidenses al norte de la capital iraquí, Bagdad.

Un día antes, una base aérea que también alberga a las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos en el aeropuerto internacional de Bagdad fue atacada con cohetes.

Los tres incidentes consecutivos aún no han sido reivindicados por ninguna parte o individuo, pero Estados Unidos suele culpar de estos ataques a los grupos de resistencia iraquíes.

La coalición, en la que participan decenas de países afines a Washington, entró en Iraq en 2014 con el pretexto de luchar contra el Daesh. Mantiene su presencia allí, aunque a menor escala, a pesar de que Bagdad y sus aliados derrotaron al grupo terrorista takfirí a finales de 2017.

El pasado mes de enero, el Parlamento iraquí aprobó por abrumadora mayoría una ley que ordenaba la retirada de todas las fuerzas dirigidas por Estados Unidos.

La legislación fue una respuesta a un anterior ataque estadounidense con drones que martirizó a los altos mandos antiterroristas iraníes e iraquíes, el teniente general Qassem Suleimani y Abu Mahdi al-Muhandis, en Bagdad.

Los ataques contra objetivos estadounidenses han crecido en número y frecuencia desde los asesinatos que enfurecieron en gran medida a los iraquíes.