Enviado de EE.UU. no envió un mensaje amenazante a la delegación de Saná

Una fuente familiarizada con las negociaciones de Muscat, capital de Omán, señaló que Estados Unidos presentó sus planes e ideas, y que la delegación de Saná hizo sus comentarios, pero no se llegó a un punto claro.

  • Tim Lenderking, enviado especial de Estados Unidos para Yemen.
    Tim Lenderking, enviado especial de Estados Unidos para Yemen.

Una fuente familiarizada con las negociaciones de Muscat, capital de Omán, negó a Al Mayadeen informes de algunos medios de que la delegación yemenita había recibido amenazas del enviado especial de Estados Unidos para Yemen, Tim Lenderking, de "imponer sanciones si no cooperan con los esfuerzos para resolver la crisis".

Explicó que Lenderking no envió ningún mensaje amenazante a la delegación de Saná, ni directamente ni a través de intermediarios.

La fuente agregó que Estados Unidos presentó sus planes e ideas, y la delegación de Saná hizo sus comentarios, pero no se llegó a un punto claro.

Enfatizó que las discusiones aún continúan bajo el patrocinio de Omán.

El pasado lunes, fuentes privadas confirmaron a Al Mayadeen la realización de esfuerzos de la ONU, internacionales y regionales para poner fin a la crisis yemenita y detener la guerra.

"Existe un consenso internacional y regional para anular la Resolución 2216 sobre Yemen y reemplazarla con una resolución bajo el Capítulo 7", sostuvieron las fuentes.

Indicaron que "las consultas internacionales de la ONU buscan una fórmula alternativa a la Resolución 2216, que prevé el cese de la guerra y la reanudación del proceso político entre las partes yemenitas".

Anteriormente, el jefe de la delegación negociadora de Saná, Muhammad Abdul Salam, confirmó que cualquier discurso positivo hacia Yemen depende de su aplicación práctica levantando el asedio y dando prioridad a los aspectos humanitarios, ya que son cuestiones urgentes para todo el pueblo yemenita.